El Gobierno de Aragón acuerda días libres a cambio de pérdida de salario

El disfrute de entre cuatro y seis días libres y la posibilidad de pago a cuenta si hubiera disponibilidad económica para ello es el acuerdo al que ha llegado el Salud con cuatro de los cinco sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad. CESM, el sindicato mayoritario, rechaza tajantemente esta compensación tildándola de “atraco”, y siguen exigiendo una compensación económica, algo que el GA acepta sólo si acaba el año con superávit en el capítulo de personal.

La negociación con los sindicatos CSI.F, CC.OO. y UGT ha dado como fruto este compromiso, que consideran como la opción “menos mala”.

En concreto, la compensación ante el complemento por la productividad variable se concreta en 4 días libres para todo el personal y 2 días adicionales, entre el personal, en función al mayor porcentaje aportado para el grado de consecución de los objetivos suscritos en el correspondiente acuerdo o contrato de gestión. Asimismo, al margen de los días de permiso retribuido, se ha acordado que si se diera superávit en el capítulo II del presupuesto del Salud, es decir, si el gasto del capítulo II fuera inferior al gasto presupuestado en dicho capítulo, sobre ese remanente y hasta el 1,6% del importe del capítulo II presupuestado, se abonará en el primer cuatrimestre del ejercicio 2014 distribuido entre el personal en la proporción de 1 a 5.

“No hay suficiente dinero, la razón es puramente económica”. Con estas palabras el Departamento de Sanidad reconocía que no pagará el complemento de productividad variable a los empleados del Servicio Aragonés de Salud, un dinero que se otorgaba si el equipo en el que trabajaba llegaba a unos objetivos fijados previamente. Esta cantidad variaba en función de la categoría y puede ir de 400 a 3.000 euros anuales.

Comentarios