Cien años de Riegos del Alto Aragón

Cesar Trillo

Este miércoles, con la presencia del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, arrancan los actos conmemorativos del centenario de la Ley de 1915 con la que se creó Riegos del Alto Aragón, que tendrá una duración de casi dos años. Un texto vital para la puesta en marcha de un ambicioso proyecto que contemplaba la transformación en regadío de unas 300.000 hectáreas de la provincia de Huesca. Pasados 100 años sólo se han ejecutado 130.000.   Una de las reivindicaciones históricas de Riegos del Alto Aragón es la regulación del río Gállego, con la construcción a corto plazo del embalse de Biscarrués y las balsas de Almudévar. Obras que dicha institución considera “indispensables” para culminar con el proceso de transformación de regadío, iniciado hace 100 años, y que en este caso beneficiaría a las comarcas de Monegros y la Hoya de Huesca.    El presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo lamenta que a lo largo de este año se puedan llegar a perder hasta 900 hectómetros cúbicos de agua por no disponer de las infraestructuras necesarias para su almacenamiento. Y teme que, al final de la campaña, que se espera sea abundante en la siembra de cultivos, se queden de nuevo los embalses vacíos.    En la actualidad, recuerdan, el déficit de Riegos está sobre los 500 hectómetros cúbicos. Trillo confía en que la celebración del centenario de la Ley de 1915 sirva para concienciar a la Administración de la necesidad de llevar a cabo las obras de regulación y concluir así el sistema de regadío emprendido por dicha institución hace 100 años.  

Comentarios