El Huesca se une ante las adversidades para sacar la situación adelante

Grada, público, afición, Alcoraz

La SD Huesca espera que lo que se vivió en Guadalajara no se vuelva a repetir y que los arbitrajes no influyan en una recta final de temporada tan igualada y en la que hay muchas cosas por decidirse y da la sensación que puede ser por pequeños detalles. El pasado sábado los errores arbitrales fueron graves y perjudicaron al conjunto de D’Alessandro que fue expulsado, así como Llamas, por lo que el técnico no se podrá sentar en el banquillo y el lateral se perderá el choque ante la Ponferradina. La buena noticia es que Diogo va bien en su recuperación, pero veremos si llega para el partido.

Audio sin título

Todavía dura la indignación de lo que sucedió en Guadalajara y Llamas fue claro al final de la primera sesión de la semana destacando el enfado de toda la plantilla en lo que considera una actuación del colegiado que perjudicó claramente al Huesca.

Se espera que no se repita esta situación puesto que el equipo se está jugando mucho, lo está poniendo todo en el campo y, como decía Helguera, no le pueden tirar por tierra todo el trabajo de la semana estas decisiones.

Es momento de centrarse en la Ponferradina que por cierto llega a tres puntos del play-off de ascenso por lo que el partido no es un trámite para los de Claudio Barragán. El equipo esta motivado y espera poder sacar adelante la situación y por supuesto los tres puntos del sábado que viene vuelven a ser vitales.

Quedan siete jornadas, como decía Llamas, en las que hay que poner todo en el campo. El equipo tiene cuatro partidos en el Alcoraz donde se pide más que nunca el apoyo de la afición.

Los azulgrana tienen que recibir a Ponferradina, Las Palmas, Sporting y Xerez (de forma consecutiva) y jugarán fuera con el Hércules, Córdoba y la última jornada en Huelva. Hay todavía muchos puntos en juego, enfrentamientos directos y otras situaciones que ponen al rojo vivo la lucha por la permanencia para seis equipos implicados.

Comentarios