Animado día de Aragón en San Juan de la Peña

Los Monasterios de San Juan de la Peña eran visitados por un importante número de personas. Luis Estaún, gerente de la Gestora Turística, indicaba que “incluso han llegado grupos de Valencia y de Panama”. Por este punto emblemático de Aragón pasan cada año en torno a cien mil personas. Este punto de Aragón ha sido durante numerosas ocasiones lugar de reivindicación de las aspiraciones aragonesas. El año pasado, en Septiembre, las Cortes de Aragón, celebraron un pleno con motivo del 30 aniversario del Estatuto de Autonomía, reivindicando el autogobierno como herramienta para continuar desarrollando la Comunidad Autónoma y salir de la crisis.

El Monasterio de San Juan de la Peña, esta situado en el término municipal de la localidad de San Cruz de la Serós. Fue el monasterio más importante de Aragón en la alta Edad Media. En su Panteón Real fueron enterrados un buen número de reyes de Aragón. Forma parte del Camino aragonés del Camino de Santiago.

Panteón Real.

En el piso superior del Monasterio se encuentra el Panteón Real. En él, durante cinco siglos se enterraron algunos de los monarcas de Aragón y de Navarra. Su aspecto actual data del siglo XVIII.

En San Juan de la Peña, los reyes de Aragón fueron sepultados en tumbas de piedra colocadas en tres órdenes superpuestos, desde la roca hacia afuera, presentando a la vista sólo los pies del féretro. El panteón real ocupa las dependencias de la antigua sacristía de la iglesia alta, que data del siglo XI; fue reformado por Carlos III en 1770, siguiendo las indicaciones de José Nicolás de Azara y del conde de Aranda, quien quiso ser enterrado en el atrio. La reforma sólo afectó a la decoración, quedando los sepulcros en el mismo lugar; se levantó delante de ellos una pared en la que se colocaron láminas de bronce con las inscripciones correspondientes, se distribuyó por la sala profusión de estucos y mármoles, colocando en la pared frontera unos medallones con relieves que representan escenas de legendarias batallas.

Alberga los restos de algunos monarcas Navarros que reinaron en Aragón, de los primeros condes aragoneses y de los tres reyes iniciales de la dinastía ramirense, Ramiro I, Sancho Ramírez, Pedro I, junto con sus esposas.

Comentarios