Defensa a ultranza del papel de las instituciones en el Día de Aragón

La presidenta del Gobierno de Aragon, Luisa Fernanda Rudi, volvía a defender este martes, festividad de San Jorge, el papel de las instituciones, exhortando a su respeto para evitar la degradación de la democracia. En su discurso también tendía la mano para lograr entre centro derecha y centro izquierda el consenso más amplio posible para la viabilidad del modelo de bienestar.  Iniciaba su discurso instando a cuidar nuestras instituciones democráticas, rechazando la oposición que algunos pretenden, dice, generar entre éste y el interés ciudadano.  La presidenta aragonesa Insistía en que “no hay atajos ni futuro fuera de las instituciones” y se refería a la fractura existente entre la opinión pública y la actividad política. Una de las ideas que quería resaltar era el concepto de comunidad en sentido estricto.  Entre los datos que ofrecía, su principal preocupación, el paro. Y apuntaba que las reformas emprendidas en Aragón están allanando el camino hacia la prosperidad y el bienestar y ofrecía su colaboración con el resto de fuerzas políticas con el objetivo, añadía, de “crear un nuevo espacio de encuentro y consenso”.  Un acto conjunto, que tenía lugar en el Palacio de la Aljafería, en Zaragoza. Allí, el presidente de las Cortes de Aragón, Jose Ángel Biel, reivindicaba la política en el parlamento y en la sociedad, además del acuerdo y la conciliación “aunque parezcan empeños imposibles”. Así lo decía en su discurso en el que señalaba, además, que “la crisis la superaremos con decisiones justas”.  Biel enumeraba las consecuencias directas de la crisis como el aumento de la pobreza y la creciente indignación popular. Apuntaba que tras éstas nada será igual y que, aunque no hay garantía de que todo saldrá bien, “las probabilidades están de nuestro lado”.  "El fin, -ha dicho-, es la creación de empleo y, -apuntaba-, no basta con administrar lo que hay". También hacía referencia a los 30 años de constitución de las Cortes de Aragón y a Emilio Eiroa y señalaba la faltade respuestas como una de las causas de desafección ciudadana. En su discurso Biel defendía el modelo de autogobierno por el que se rige Aragón, gracias al cual la Comunidad Autónoma se encuentra en la actualidad y, a pesar de la crisis, mejor posicionada que hace 30 años.

Comentarios