Los sindicatos exigen medidas de prevención también para quienes no tienen trabajo

Acaba de celebrarse, el 28 de abril, el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo. Los sindicatos UGT y CC.OO. consideran necesario, en materia de prevención y riesgos laborales, un sistema que permita un reconocimiento correcto de las enfermedades profesionales, pero también que se tomen medidas por parte de la Administración en lo que concierne a aquellas personas que han perdido su trabajo.   El secretario general de Salud Laboral de CC.OO Aragón, Benito Carrera, recordaba, en Huesca, los 140.000 desempleados que hay en Aragón, y los riesgos psicosociales que se derivan de una situación traumática como es la pérdida de su trabajo.    La crisis económica continúa haciendo mella en las condiciones laborales de los trabajadores donde se ha detectado un aumento de la presión y de la carga de trabajo. Una situación que está influyendo de forma negativa en su salud, con un incremento de las patologías no traumáticas, como son los infartos o ictus y que afecta, especialmente al sector servicios.   En cuanto a las enfermedades con baja en el trabajo, según datos facilitados por el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Sancho, buena parte de los trastornos son de índole psicológica. También se ha detectado, explicaba, un incremento de la ingesta de psicógenos, especialmente en mujeres.  La ansiedad, el insomnio, las alteraciones nerviosas o los trastornos del aparato digestivo son otras de las afecciones derivadas de la tensión en el trabajo y de las propias condiciones a las que, según los sindicatos, están sometidos los trabajadores en estos momentos.

Comentarios