Los grausinos celebran el primero de mayo con la romería a San Pedro

Como cada 1 de mayo, los grausinos cumplirán con la tradición de la romería a la ermita de San Pedro de Verona a pesar de ser una actividad condicionada por la climatología, con lluvia o con sol, los incondicionales no faltarán a esta cita anual.

Aunque la festividad de San Pedro es el lunes 29, los actos principales, se dejan para la jornada festiva pero el día de antes, por la tarde, con volteo de campanas y disparo de cohetes se recuerda a los grausinos la proximidad de esta tradición.

El 1 de mayo, a las 9, volverán a sonar las campanas y los cohetes e incluso la charanga Band&Díez recorrerá las calles de la villa para animar a la gente.

Ya en la ermita, a las 13.30 horas se realizará la procesión de bendición de términos y la misa y se repartirá torta y vino.

Los romeros se reunirán en grupos y pandillas para disfrutar de una comida campestre y a las 16h la charanga hará una ronda por todos los grupos y se realizará la tradicional rifa de San Pedro. Con lo recaudado la cofradía intentarás sufragar los gastos de este día por lo que se pide la colaboración de los asistentes.

Antiguamente, al bajar de la romería se hacía un alto en un punto conocido como “la piedra plana” donde se merendaba. Ese año, en el aparcamiento de la plaza San Miguel, la cofradía invitará a poncho de San Pedro a todos los romeros.

Con el paso de los años esta tradición no ha cambiado mucho tan sólo la manera de acceder a la ermita, puesto que hoy, muchos utilizan el coche pero antaño se subía bien andando o con caballerías por el camino de San Miguel o por el conocido “pasé”. En la actualidad es mucha más la gente que sube a San Pedro.

La cofradía suele hacer un mantenimiento de la ermita. Hace un par de años se reconstruyó la ermita, se construyeron depósitos de agua y se acondicionó el exterior. Este año, será el ayuntamiento el que se encargue de acondicionar, para este día, la pista de acceso.

Comentarios