El PAR lleva una moción al pleno comarcal para que Fomento retome las obras de las autovías

El Grupo Aragonés defenderá en el próximo pleno de la Comarca de la Jacetania una propuesta de resolución en la que plantea que la institución inste “al Ministerio de Fomento, para que se retome y acelere la ejecución de todos los tramos aragoneses de las autovías A-22, A-23 y A-21, utilizando para ello tanto los recursos precisos de los Presupuestos del Estado, como las posibilidades de la colaboración público-privada”. Igualmente se insta “al Gobierno de Aragón a que busque nuevas fórmulas de colaboración con el Ministerio de Fomento, incluida la encomienda de ejecución” para el impulso a las obras de este eje. Finalmente se demanda que los gobiernos central y aragonés, “en las reuniones de la Comisión Bilateral Aragón-Estado, así como en la Comisión Mixta de Asuntos Económico-Financieros”, concreten “el cumplimiento de compromisos previamente fijados y se acuerde la inclusión de estas actuaciones entre las prioridades inversoras del Estado en Aragón, en cumplimiento de lo previsto en el Estatuto de Autonomía de Aragón”.

El Partido Aragonés de la Jacetania formula esta nueva propuesta, que se suma a otras resoluciones anteriores adoptadas por el Consejo comarcal, tras la paralización reciente de un nuevo tramo (Jaca-Santa Cilia) en la autovía A-21. De ahí, que la propuesta del PAR menciona todas las zonas del eje pendientes de impulso (en la A-22 de Siétamo a Huesca, la A-23 por Monrepós y Sabiñánigo, y la A-21 desde Jaca hasta el límite con Navarra), destacando como “ejemplo rotundo” que la comarca “ha visto cómo se paralizaban obras en curso, con millonaria consignación presupuestaria para el presente ejercicio, alegando la ausencia de un documento de carácter burocrático que certifique el convenio entre dos entidades del mismo departamento ministerial”. Es el caso del citado tramo.

La iniciativa del PAR resalta la trascendencia de disponer con el eje completo “uniendo el Cantábrico y el Mediterráneo por un itinerario de gran capacidad, alternativo al Valle del Ebro” como infraestructura fundamental para que la Jacetania y el Alto Aragón aprovechen sus recursos y entre ellos, la situación estratégica en el “triángulo de actividad y dinamismo más importante de la Península ibérica y del sudoeste de Europa”, y puedan fomentar “la recuperación de la economía y el empleo”, con la “generación de oportunidades y de atracción de inversiones o de visitantes”. Es decir, el objetivo final de la propuesta corresponde a una “firme determinación prioritaria de impulsar el desarrollo de la Jacetania y del Alto Aragón, frente a la crisis actual y a través del potencial de unas comunicaciones solventes”.

Sin embargo, “a pesar de su declaración como prioridad en todos los planes de infraestructuras, anteriores y actuales” y “mientras Navarra -titular de todas sus carreteras y mediante un sistema de concesión- culminó la entrada en servicio de su parte de esa autovía hace más de un año”, este eje en Aragón, que depende del Estado “sigue esperando la dilación de unos plazos por varios años más”, con “tramos en muy diferente situación: pendientes de estudio y proyecto, a la espera de licitación de su construcción, con ésta iniciada pero ralentizada o paralizada.” Para el PAR “resulta asumible que la coyuntura presupuestaria del Estado dificulta ahora las buenas intenciones y compromisos, pero ello no exime de reivindicar la agilización de los trámites administrativos y técnicos, así como la ejecución de las previsiones contenidas en la Ley de Presupuestos generales del Estado”, por lo que se presenta la propuesta de resolución al Consejo comarcal.

Comentarios