El Máster de Medicina de Montaña devuelve la matrícula a los 47 alumnos inscritos

Tras 17 años impartiéndose, y con 47 alumnos inscritos en él, la Universidad de Zaragoza ha suspendido el Máster de Montaña y Extrema Periferia. La  causa es la deuda que el Gobierno de Aragón tiene con la organización, cifrada en 170.000 euros. Lo lamentable, explica su directora María Antonia Nerín, es que el ejecutivo no ha concretado cómo va a afrontar ese pago. Una pérdida que se suma a la preocupación por el futuro de los rescates en montaña, tras la nueva ley de prevención de incendios.

El Máster, único en España y uno de los pocos que se realizan en todo el mundo, ha tenido que devolver el dinero de las matrículas a los 47 alumnos que se habían inscrito. Desde este martes los despachos en la Universidad de Zaragoza están cerrados y sus organizadores pendientes de saber qué va a hacer el Gobierno de Aragón con la deuda pendiente de los últimos dos años. 90.000 euros con la Universidad, por la contratación de profesores, y 80.000 con Prames, por la formación en montaña.

Una situación que va a conllevar que en dos o tres años, explica Nerín, falten médicos y enfermeros para participar en rescates medicalizados y emergencias. Se ve un futuro incierto para los rescates en montaña y, más, tras la noticia de que esa función pueda pasar a los bomberos en lugar de que la desarrolle la Guardia Civil.

Nerín no se da por vencida y va a intentar firmar un convenio con la Universidad de Toulouse para hacer un máster transfronterizo de estas características, también ha anunciado que dos universidades privadas de las comunidades valenciana y madrileña ha mostrado interés por este máster. Cree que no se pueden echar por la borda una iniciativa que a lo largo de 17 ediciones ha formado a cerca de quinientos médicos y enfermeros para el auxilio en montaña.

Comentarios