El PAR pide que cualquier partida presupuestaria adicional se dedique a fines sociales y de empleo

El vicepresidente del Partido Aragonés (PAR), Alfredo Boné, y el portavoz de las comisiones de Economía y Hacienda, Antonio Ruspira, han subrayado que la flexibilización del déficit autonómico supondría unos 540 millones adicionales para Aragón entre 2013 y 2014, unos recursos que pueden marcar “un antes y un después en esta legislatura”. Por ello, han pedido que con estos presupuestos adicionales, se garanticen “las políticas sociales, la reactivación económica y la creación de empleo en Aragón”.

Para ello, el PAR ha registrado una iniciativa, que insta al Gobierno autonómico a potenciar decididamente esas políticas en el ejercicio 2013 “priorizando para ello, por delante del resto de partidas presupuestarias, la ejecución de los capítulos destinados a educación, sanidad y servicios sociales, y las actuaciones enmarcadas en el Fondo para el fomento del empleo y la competitividad de los presupuestos de la Comunidad Autónoma de este año, renunciando a aplicar retenciones o disminuciones de crédito en ellas”.

También insta al Gobierno de Aragón a priorizar las políticas sociales (educación, sanidad y servicios sociales) y de creación de empleo en la incorporación de nuevos créditos o remanentes que puedan generarse en otros capítulos presupuestarios, y en cualquier incremento presupuestario derivado de la flexibilización del déficit previsto para 2013. Y, de la misma manera, a planificar la elaboración de los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón de 2014 desde la premisa de garantizar la calidad y la no reducción presupuestaria de los capítulos de educación, sanidad y servicios sociales, priorizando, asimismo, las políticas de impulso a la creación e empleo y la reactivación económica.

Alfredo Boné ha destacado que las soluciones a la crisis no son solo “recortes y austeridad” y ha subrayado que “hemos cumplido el objetivo marcado del 1,5 y otros no” y ha insistido en que “desde el PAR estamos totalmente en contra del reparto del déficit asimétrico”. Boné también ha destacado que “es preciso reconocer que el cumplimiento de Aragón del objetivo de 2012 ha sido posible mediante la adopción de medidas presupuestarias y administrativas de alta intensidad, que han conllevado un fuerte esfuerzo por parte de toda la sociedad aragonesa”.

Por su parte, Antonio Ruspira ha señalado que estamos en un momento de “inflexión” y que la flexibilización del déficit permite reforzar las prioridades sociales y de empleo. Ruspira ha recordado que “hemos pasado de disponer para gastos no financieros de 5.130 millones en 2011 a 4.587 millones en 2013, lo que supone un recorte del 12 por ciento, y un esfuerzo de 540 millones que el PAR”. Ruspira ha manifestado que “la deuda pública de Aragón no está desbocada, como les sucede a otras Comunidades” y ha afirmado que “tenemos que pensar en las personas y en el crecimiento económico”.

Comentarios