Jaca vibra en la celebración del Primer Viernes de Mayo

jaca viernes mayo

Miles de jacetanos han vibrado con la celebración de la fiesta del Primer Viernes de Mayo. El canto del himno ha sido el momento álgido de este día, aunque los actos van a continuar durante todo el fin de semana. Finalmente el tiempo ha dado una tregua, y aunque ha sido una mañana fría, las huestes victoriosas del Conde Aznar Galíndez han vuelto a entrar en la ciudad jaquesa y desfilar ante el público jaleante. Tampoco han faltado autoridades cívico religiosas, el alcalde de Jaca, el obispo, representantes de diferentes instituciones y el síndico que como único día del año ha sacado la bandera de la ciudad por las calles de Jaca.

El día ha comenzado muy pronto para los jacetanos. Algunos casi sin dormir se han concentrado desde las siete de la mañana en sus respectivos puntos para el primer desfile. Muy puntuales, desde las nueve de la mañana, las diferentes escuadras han empezado a marchar para pasar a por la puerta del Ayuntamiento y después ir hasta la Residencia Santa Orosia. Desde allí a la ermita, donde, como siempre, han ten ido lugar los actos religiosos, la bendición de términos y el responso por los jaqueses fallecidos en el último año. Después el almuerzo. El Llano de la Victoria echaba humo literalmente de las numerosas hogueras que los jacetanos han encendido para asar sus viandas y también calentarse.

A partir de las doce, el Cortejo histórico seguido de los labradores y artesanos han empezado a marchar hacia la ciudad, para hacer la ‘entrada triunfal’. Mientras, las autoridades han acudido a la Catedral donde se ha cantado la salve y se han hecho los actos religiosos correspondientes. Desde allí, han vuelto a la puerta del consistorio para esperar el desfile final.

Los vítores del público han llevado en volandas a los más de ochocientos participantes en el desfile, y como cada año, nervios y también satisfacción en la celebración de este día. Según lo previsto, primero el Cortejo Histórico y el Conde Aznar, después las escuadras de labradoras, labradores, artesanas y artesanos. Las descargas de los trabucos y el momento más esperado, el himno. Las gargantas de los jacetanos han vibrado como siempre, como nunca, durante los cinco minutos aproximados que dura este momento y que ha arrancado más de una y de dos lágrimas.

Aunque para algunos lo más importante de la fiesta ha pasado con el canto del himno, para muchos queda mucho por delante. Continuará el Mercado Medieval durante todo el fin de semana. Y el sábado habrá más actos, con juegos infantiles para los más pequeños y también el encuentro de Palotiaus de la Montaña, donde estarán los grupos de palotiau de Santa Orosia de jaca, Yésero y Yebra de Basa. Para acabar el fin de semana, los moteros ‘Picachos Pirenaicos’ hacen un encuentro de aficionados a las motos este domingo en Jaca.

Comentarios