La provincia se une en Huesca a favor de la escuela rural

Cerca de un millar de personas se concentraban en Huesca en una manifestación contra los recortes en educación. Una movilización a favor de la escuela pública pero, sobre todo, de mantener el primer ciclo de la ESO en las zonas rurales. Hasta la capital oscense se desplazaban padres, profesores y alumnos de distintos pueblos de la provincia afectados por esta medida. Broto, Benabarre, Ansó, Ayerbe, Tardienta o Lanaja temen perder la educación secundaria en sus escuelas y mostraban su malestar en una festiva concentración en la que las camisetas verdes se mezclaban con telas de colores, pancartas, sonido de gaitas e, incluso, los gigantes y cabezudos de Ayerbe.

Audio sin título

Estas localidades atienden a los niños de otros pueblos de la zona que, si se aplica esta medida, deberán pasar hasta cuatro horas diarias en un autobús para acudir a clase. Niños de 11 y 12 años que, en ocasiones, saldrán de casa de noche y llegarán de noche, explicaban algunos de los padres.

A la localidad de Ayerbe, por ejemplo, se desplazan niños de 22 municipios y los de La Peña, Triste o Agüero pasarían varias horas en un transporte escolar para ir a Huesca y, explican los padres, "eso es inadmisible, porque supondría salir de noche volver de noche, sin tiempo casi para deberes, extra escolares o jugar".

Tras las críticas surgidas, Educación estudia ahora hacer tres excepciones en la provincia. Ayerbe, Broto y Hecho podrían mantener el primer ciclo de la ESO.

Los padres de estos pueblos piden a la consejería de Educación que lo aclare lo antes posible ya que en un mes se acabará el plazo para solicitar las matrículas para secundaria.

Manifestación protagonizada por el medio rural pero que también servía para protestar por la Lomce y los recortes en Educación. La marea verde partía de la plaza de Navarra y recorría parte del Coso para terminar en la plaza Cervantes, donde se leía un manifiesto.

Comentarios