La Ribagorza acogerá, este verano, dos campos de trabajo

El Valle de Lierp y Estopiñán del Castillo son los dos municipios que acogerán, este verano, dos de los seis campos de trabajo que se van a realizar en el Aragón. El primero de ellos tendrá lugar en Padarniu y trata de crear un sendero circulas etnobotánico. En el caso del de Estopiñán del Castillo, la intención crear unos mejores accesos al edificio.

El campo de trabajo de Padarniu está destinado a jóvenes de entre 18 y 26 años con interés por el medio ambiente y la recuperación del entono natural y el patrimonio cultural.

Tendrá lugar del 6 al 20 de julio y entre los objetivos se encuentran generar una ruta circular uniendo varios caminos locales, mediante un hilo conductor, la etnobotánica. Se trata de una temática senderista novedosa e inexistente en la zona. También mostrar la relación y transcendencia entre las plantas y la vida tradicional con la señalización de algunos elementos vegetales del camino para su reconocimiento o de elementos tradicionales relevantes del camino donde se expresa el uso y manejo de estas plantas de la zona. La intención, es crear un itinerario pedagógico y lúdico que permita tanto a escolares como a visitantes en general mostrar la importancia de las plantas en la vida diaria y la supervivencia en estos pequeños pueblos de montaña.

En el caso del campo de trabajo de Estopiñán del Castillo, tendrá lugar del 14 al 28 de julio y está destinado a jóvenes de entre 15 y 17 años. entre los objetivos se encuentran el acercar a los participantes el patrimonio aragonés. Por ello se llevará a cabo acciones encaminadas a la mejora del acceso principal a la fortaleza así como actividades complementarias relacionadas con la gestión del patrimonio de la comarca de la Ribagorza.

El trabajo técnico que se desarrollará en el campo de trabajo pivota sobre dos labores principales que tienen como nexo de unión el castillo de Estopiñán. La primera de ellas consiste en la habilitación del acceso exterior al castillo y la construcción de unas escaleras, respetando el estilo arquitectónico propio de la fortaleza y en armonía con la intervención ya realizada por el Gobierno de Aragón y la segunda consistirá en la habilitación interior del castillo y la limpieza de hierbas y maleza que se encuentra en su interior.

Comentarios