Instituto Ramón y Cajal, Ayuntamiento y Cabildo Catedral piden la declaración de BIC para el Tota Pulchra

La Comisión de Relaciones Institucionales del ayuntamiento de Huesca daba a conocer el trabajo que se está realizando para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), por parte del Gobierno de Aragón, a favor del Tota Pulchra, el acto religioso-cultural, que se celebra todos los años el 7 de diciembre en la víspera de la fiesta de la Inmaculada. La idea surgió del Instituto Ramón y Cajal, herederos de la antigua Universidad Sertoriana, y que han mantenido y guardado este patrimonio durante siglos. Se lo propuso tanto al ayuntamiento como al cabildo Catedral, que vieron con buenos ojos realizar esta petición, que serviría para poner en valor este acto.

Huesca es la única ciudad en la que todavía se celebra el Tota Pulchra, y además se ha hecho de manera ininterrumpida durante siglos. En la actualidad, se está elaborando un informe lo más completo posible para respaldar esta petición, ante la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón. La concejal de Relaciones Institucionales, Antonia Alcalá, resaltaba que es un acto que conjuga diferentes factores, como el religioso, el cultural, de interés turístico y de puesta en valor del patrimonio, del que es titular el Instituto Ramón y Cajal.

Y es que, además del canto que se realiza en la celebración del Tota Pulchra, con el propio Tota Pulchra de Giovanni Cesare Aldeaga y la Salve, que se interpretan en la Catedral de Huesca, se cuenta con otros objetos patrimoniales, como los estatutos de la Universidad Sertoriana, o la maza de la propia universidad, que se conservan en diferentes lugares, lo que podría utilizarse para realizar exposiciones.

El claustro de profesores del Instituto Ramón y Cajal ya votó afirmativamente la propuesta de solicitar la declaración de BIC para el Tota Pulchra. El cabildo Catedral también está de acuerdo. La comisión de Relaciones Institucionales del ayuntamiento de Huesca también lo votará favorablemente cuando se tenga el informe terminado. A finales de mes, se celebrará una reunión entre las tres entidades para conocer cómo se va avanzando en el proceso.

Hay que recordar, que en la última celebración del Tota Pulchra, tuvo lugar previamente una procesión. Desde el Colegio Mayor de Santiago salió el claustro de profesores del Instituto Ramón y Cajal, llevando el traje académico, precedido de la maza de la Universidad Sertoriana, que portaba un alumno, y de los estatutos de esta misma Universidad (Códice nº 73 del Archivo Capitular de la Catedral de Huesca del año 1567), que llevaba una alumna sobre una bandeja de plata. En ese espacio, se unió al ayuntamiento de la ciudad, que con timbales y maceros desfilaron hasta el atrio de la Catedral, donde estaba esperándoles el Cabildo Catedral, mientras se solemnizaba el momento con un volteo general de campanas.

Dentro de la Catedral, por la nave meridional, se dirigieron a la Sacristía, donde les estaba esperando el Obispo. Tras los saludos de bienvenida, se salió en procesión por la nave meridional de la Catedral hasta la capilla de la Inmaculada, donde se desarrolló el acto litúrgico. En ese mismo acto, se interpretó el Tota Pulchra de Giovanni Cesare Aldeaga y la Salve de Sancho Marraco.

La Orquesta estaba formada por músicos voluntarios, alumnos del Conservatorio de Música de Huesca y músicos de la Banda de Huesca. El Coro estuvo compuesto por voces masculinas y femeninas, formado por voluntarios y miembros de los distintos coros de las Parroquias de la Ciudad, la Coral Interparroquial. El director de la Orquesta y coro fue, una vez más, el Maestro de Capilla de la Catedral, José Mª Aso.

En el transcurso del acto, se interpretaron diversas composiciones: Ave Maris Stella (Himno gregoriano), Variaciones sobre el tema del Ave Maris Stella, de José Mª Aso, Salmo 97 (Cantad al Señor un cántico nuevo) de José Mª Aso, Tota Pulchra de Giovanni Cesare Aldeaga, Salve y finalmente, improvisación en el Órgano mayor de José Mª Aso.

La directora del IES Ramón y Cajal, heredero de la Universidad Sertoriana, vistió traje académico y portará vara de autoridad, de plata y carey. Los profesores del claustro llevaron mucetas de color azul, color propio de los escolares y profesores del Colegio Mayor de Santiago de la Universidad Sertoriana.

Durante el acto del Tota Pulchra, se usó también un importante y destacado ajuar litúrgico.

Comentarios