El obispo de Lérida "contento" de que el debate de los bienes no "esté en el candelero"

Joan Piris, obispo de Lérida, ha dicho estar "contento y tranquilo" porque el litigio sobre las obras de arte sacro que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón al obispado leridano haya dejado de ser noticia.

Piris en el tradicional almuerzo anual del obispado con la prensa, ha explicado a preguntas de los periodistas que desconoce por qué ahora la Generalitat está en primera línea informativa respecto a este tema, en vez de la diócesis leridana, "Si este fuera el motivo, me alegraría, pero creo que debe haber otros motivos. Hace más de 12 meses que este viejo y desgraciado problemas no sale a la calle. El porqué, no lo sé, pero estoy contento y tranquilo de que me dejen trabajar. Seguramente sea porque haya otros asuntos más noticiables, pero de momento no hay ninguna novedad, gracias a Dios".

Desde 1995, el obispado de Barbastro-Monzón reclama al de Lérida 112 piezas de arte sacro que están en la diócesis leridana desde hace más de 100 años, 27 de las cuales reconoce tenerlas en depósito, ya que provienen de iglesias del Aragón Oriental que inicialmente pertenecían a la diócesis catalana y que actualmente pertenecen a la de Aragón.

El Vaticano ha ordenado en repetidas ocasiones al Obispado de Lérida que entregue dichas piezas de arte a Aragón, pero éstas se encuentran protegidas por el Gobierno catalán, que nunca ha dado su permiso para disgregar la colección del museo leridano.

El conflicto ha llegado varias veces a los tribunales, tanto del lado aragonés como del leridano, aunque por el momento las obras permanecen expuestas en el Museo Diocesano de Lérida.

Esta semana se ha sabido que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón le ha dado la razón al Gobierno de Aragón en los dos recursos interpuestos por Cataluña para que la comunidad vecina no pudiera ejercer el derecho de retracto sobre un fragmento de un retablo procedente de la iglesia de Benabarre.

Comentarios