Gobierno de Aragón adaptará los servicios de trenes según la demanda, pero sin perder servicios

El Gobierno de Aragón ha elaborado una propuesta de Servicios Ferroviarios de Media Distancia, que supone un avance del Plan de Servicios Ferroviarios de Interés para Aragón del ejecutivo autónomo para las líneas Zaragoza-Huesca y Zaragoza-Monzón-Lérida.

Audio sin título
Audio sin título

Con respecto a la relación Zaragoza-Huesca se mantienen las expediciones actuales pero adaptando horarios a los de mayor demanda y proponiendo reducciones de tarifas en los servicios AVE. En segunda fase la propuesta contemplaría dos circulaciones diarias más por sentido (en días laborables).

En referencia a Zaragoza-Lleida por Monzón en primera fase se mantendrían las circulaciones actuales pero se hacen propuestas de mejoras de horarios de lunes a viernes para adaptar el servicio a la movilidad de los usuarios. En segunda fase se plantea añadir una circulación más por sentido.

Asimismo, en el caso de los servicios entre Zaragoza y Calatayud, se propone modificaciones de tarifas en los servicios de los trenes AVANT y AVE con origen y destino Huesca. Además, en primera fase se plantea ajustar horarios de los trenes regionales y en segunda fase de los AVANT para ofrecer un mejor servicio.

Por otro lado, el Plan de Racionalización de Fomento establece también supresión o reducción de paradas en determinadas estaciones con bajo nivel de usuarios. El Gobierno de Aragón propone mantener las paradas en todos los servicios de media distancia hasta abril de 2014. A partir de esa fecha, su sustitución por servicios a la demanda mediante un call-center para prestar servicio por carretera.

Una propuesta con la que el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, persigue aportar soluciones de movilidad a los ciudadanos, con el uso adecuado del ferrocarril en las relaciones que así lo requieren y proponiendo servicios alternativos por carretera en donde el ferrocarril no dispone de demanda suficiente.

El Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes tras escuchar a las entidades locales y colectivos sociales y económicos, ha redactado una propuesta que se pretende desarrollar en dos fases y que comenzaría a aplicarse desde principios del próximo mes de julio. La aportación económica del Gobierno de Aragón a Renfe será de más de 4 millones de euros en la primera fase y de 6,1 en la segunda que se iniciaría una vez que las condiciones técnicas y administrativas permitan aplicar las mejoras.

Comentarios