Las mujeres se suman al Nanbudo en Huesca

El sábado pasado tuvo lugar en el gimnasio Ibón de Huesca la segunda clase exclusiva de Nanbudo para mujeres. La sesión estuvo dirigida por Alma Lara, 6º DAN de Nanbudo, y organizada por la Asociación Española de Nanbudo en colaboración con el Dojo Sakura.

Tras el éxito de participación de la primera convocatoria, se decidió programar una segunda, que no ha hecho más que confirmar el interés que despierta este arte marcial en el público femenino. Si la primera clase, que se realizó en noviembre pasado tuvo aceptación, esta ha desbordado previsiones, superando la cifra anterior y rozando 50 el número de participantes, que se acercaron a Huesca desde varios puntos de la provincia, como Sabiñánigo, Ayerbe, Lupiñén o incluso también de Cataluña.

Fue tal la afluencia que las asistentes ya están esperando que el próximo entrenamiento específico de este tipo pueda programarse lo antes posible.

Estas clases se han pensado para potenciar la difusión del Nanbudo en todos sus aspectos: marcial, filosófico, de salud… y para que el público de chicas, que a priori es al que más le cuesta acercarse a estos deportes pueda encontrar un hueco y ver que no hay barreras en cuestión de género que impidan que todas puedan formar parte en el grupo.

La clase, siguiendo el patrón de la anterior, fue una sesión de Nanbudo al uso, que tuvo que adaptarse sobre la marcha debido a la cantidad de niveles que se dieron cita en el tatami. Se trabajaron ejercicios de calentamiento, gimnasia japonesa, técnicas de defensa personal y combate y katas y también trabajo de energía a través de los meridianos, terminando con una sesión física intensa y relajación. Para darle el toque femenino se dieron ideas y directrices para sacar más partido a los entrenamientos y para aprovechar los ejercicios en el ámbito del bienestar.

El entrenamiento comenzó a las 16.00 de la tarde y finalizó a las 18.00 con la entrega de unos detalles a la profesora por parte de las alumnas, que aseguraron estar muy contentas con la acogida a la iniciativa y con el seguimiento masivo que ha tenido en esta segunda reunión. Destacaron la diversidad de participantes y sobre todo, el buen ambiente vivido en el tatami, donde no faltaron las risas y las anécdotas. Poco a poco, dicen, se van familiarizando con un terreno que parece exclusivo de los hombres, y descubriendo que en ningún caso es así, y que la mujer tiene un papel muy destacado en este arte marcial.

Comentarios