Clamor en las calles de Huesca contra los recortes educativos y la LOMCE

Las calles de la ciudad de Huesca se convertían este jueves en un clamor contra los recortes educativos y la próxima aprobación de la Ley de Mejora de la Calidad Educativa. Estudiantes de colegios e institutos de la capital altoaragonesa pero también del resto de la Hoya, familias completas, profesores, sindicatos… toda la comunidad educativa protestaba por las últimas decisiones que se han tomado.  Entre los más jóvenes lo tenían claro: el futuro se presenta complicado para el que quiere estudiar más allá de la enseñanza obligatoria; los profesores también sufren cada día los recortes: más alumnos por aula, menos tiempo a dedicar para cada uno, pérdida por tanto de la calidad de la enseñanza. Y los padres preocupados, por la educación que van a recibir sus hijos si cada año, por ejemplo, hay menos profesores o les cambian las asignaturas. Mientras, los sindicatos hacían una valoración muy positiva tanto de la manifestación como de la jornada de huelga. La masiva respuesta a la convocatoria, señalaban, asegura que toda la comunidad educativa está concienciada y sabe lo que se están jugando sus hijos.   Partiendo de la plaza de Navarra, la manifestación recorría las calles de Huesca y las llenaba de verde, el color que desde hace años defiende la Escuela Pública.   La lluvia no impedía, por la tarde, que cientos de personas se congregaran de nuevo en este enclave de la ciudad para, una vez más, mostrar su rechazo a las medidas emprendidas por la Administración en materia educativa. Una movilización con la que se ponía punto y final a una intensa jornada de protestas en la calle y de paro en los centros educativos.  Una concentración que se repetía en muchas localidades de la provincia. Una de ellas Ayerbe, en la Hoya de Huesca, donde la jornada de huelga se vivía de una forma intensa. Allí el seguimiento era del 100%, muy conscientes de la necesidad de defender una educación pública de calidad, también en el medio rural.

Comentarios