La Biblioteca Municipal acerca a los barbastrenses la cultura noruega

La vicecónsul del Real Consulado General de Noruega, Ellinore Mussler-Gregersen, ha entregado al alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, una colección de libros de literatura noruega donada por esta entidad a la Biblioteca municipal “Hermanos Argensola” con el fin de fomentar el conocimiento por parte de los barbastrenses de la cultura del país nórdico.

Los barbastrenses pueden disfrutar ya de esta colección, formada por 25 libros de literatura noruega clásica y contemporánea, de temática diversa y para todas las edades, en la Biblioteca municipal de Barbastro gracias a esta iniciativa de la Embajada de Noruega en Madrid y el centro para la literatura noruega en el extranjero y ayuda económica a la traducción destinada a estimular a las editoriales extranjeras en la publicación de obras de autores noruegos, destinada a fomentar el conocimiento de la cultura noruega por parte de los españoles.

Dicha colección ha sido donada al centro barbastrense, quien ostentará su propiedad, pero será itinerante, viajando a la biblioteca de Huesca en diferentes periodos. Además de ésta, otra colección similar permanecerá fija en Zaragoza.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha agradecido a la vicecónsul del Real Consulado General de Noruega que hayan elegido la biblioteca barbastrense para realizar esta donación ya que posibilita el acercamiento a su país a través de la literatura y ha hecho hincapié en la importancia de promocionar nuestra ciudad a través de diversos ámbitos que en los últimos meses se están potenciando, como el turístico.

Ellinore Mussler-Gregersen ha asegurado que su vinculación personal con el Somontano, tierra a la que se siente muy unida y que quiere acercar a sus compatriotas, le ha llevado a establecer estos lazos que posibilitarán un mayor conocimiento mutuo de dos culturas tan diferentes como la española y la noruega y que ya se han materializado en viajes organizados de touroperadores noruegos a la comarca o la visita de importadores interesados en los productos de la zona para tiendas gourmets y restaurantes del país nórdico.

La colección de volúmenes está compuesta por las obras “Hacia el Polo”, Fridtjof Nansen; “Polo Sur”, de Roald Amundsen; “Cuanto más deprisa voy...”, de Kjersti A. Skomsvold; “Gran Manila” y “Paraíso en la tierra”, de Kjartan Fløgstad; “El mundo de Sofía”, de Jostein Gaarder; “Salir a robar caballos”, de Per Petterson; “Hambre”, de Knut Hamrun; “La señora Cucharita”, de Alf Prøysen; “El final del verano”, de Stian Hole; “El despertar”, de Roy Jacobsen; “Retorno a la isla”, de Linn Ullmann; “Presagios”, de Karin Fossum; “El hermanastro”, de Lars Saabye Christensen; “La casa del mirador ciego”, de Herbjørg Wassmo; “Casa de muñecas”, de Henrik Ibsen; “Némesis"”, de Jo Nesbø; “Pudor y dignidad”, de Dag Solstad; “La habitación muda”, de Herbjørg Wassmo; “Muerte blanca”, de Unni Lindell; “Por senderos que la maleza oculta”, de Knut Hamrun; “Elling”, de Ingvar Ambjørnsen; “El ángel oscuro”, de Unni Lindell; “La muerte del padre”, de Karl Ove Knausgård; y “Mujeres de los fiordos”, un libro de relatos escrito por diez mujeres entre los que se encuentran “Hambre intensa, nausea súbita”, de Trude Marstein; “El mar de la intranquilidad”, de Merete Lindstrøm; “Amor”, de Hanne Ørstadvik; “Mirador con sol”, de Laila Stien; “La columna”, de Karin Fossum; y “El motivo”, de Herbjørg Wassmo.

Comentarios