Los agricultores preparan San Isidro llenos de optimismo

nueno agricultura campo

Hace un año, el campo altoaragonés no estaba para celebraciones. La sequía estaba haciendo ya estragos y el calor asuraba lo poco que había nacido. Este año, sin embargo, la alegría es evidente. Las abundantes lluvias de los últimos meses han dotado a los campos de un color que hace presagiar una cosecha abundante y buena. Como cada 15 de mayo, la Cámara Agraria Provincial ha convocado los actos tradicionales de la festividad de San Isidro Labrador.

Todos los agricultores y ganaderos están invitados a la misa que se celebrará, a las 11 y media de la mañana, en la ermita de Salas. Al finalizar se procederá a la bendición de términos y al reparto de magdalenas y vino, en esta ocasión en un ambiente lleno de optimismo.

La fiesta de este año, no sólo en Huesca, sino también en multitud de pueblos, que honran a San Isidro, tendrá reuniones, comidas de confraternización, charlas o fiesta. El año pasado el ambiente era mucho más desesperanzador, muy al contrario que ahora.

Los agricultores no echan las campanas al vuelo, porque hasta que comience la cosecha pueden ocurrir muchas cosas en el campo. Sin embargo, las expectativas hacen que las gentes del campo se muestren, por el momento, muy satisfechas.

Hace un año, el presidente de la Cámara Agraria Provincial, Valero Casasnovas, indicaba que se estaba en negociaciones con el Gobierno de Aragón sobre el previsto cierre de las cámaras agrarias, debiendo determinar qué se hace con el personal, con el patrimonio de estas entidades y, sobre todo, con la representatividad del sector primario. Doce meses después no se ha avanzado en este asunto y se siguen sin tomar decisiones al respecto.

Comentarios