Pueblos sin depuradora: de canon a impuesto

De estar pagando el cincuenta por ciento de canon de unas depuradoras que, en algunos casos todavía no están en funcionamiento, se va a pasar el próximo ejercicio a pagar el cien por cien de lo que, ahora, la administración ha decidido llamar “impuesto” y no “canon” .El agua sigue siendo el caballo de batalla de los pueblos del pirineo. Los actos previos al Día del Mundo Rural en Abay dejaron latente el descontento de estas localidades.

Horas antes del Día del Mundo Rural en Abay, se mantuvo un encuentro con el director del Instituto General del Agua Alfredo Cajal. Hay que recordar que recientemente, ADELPA, reivindicaba la suspensión de este pago del canon a todos los ayuntamientos que tengan sus obras paralizadas o no se hayan iniciado o en los casos que lleven abonando más de dos años esta tasa , sin que la depuradora esté en marcha. Javier Nivela, alcalde de la localidad jacetana de Abay explica que, hoy por hoy este tema de las depuradoras sigue siendo su mayor reivindicación.

En esta pedanía se encuentran 32 pueblos con más de mil habitantes. La situación es mucho mejor que hace quince años ya que, poco a poco, han ido llegando a esta zona pequeñas familias que buscan calidad de vida. Las casas rurales también han sido una buena excusa para implantar pequeños negocios y asentar la población.

Sin embargo en casi todos los pueblos se sigue trabajando con ese concepto montañés que se denomina “a vecinal”, es decir que son los propios vecinos lo que arreglan su entorno, accesos y problemas que surjan en el día a día.

Por eso Javier Nivela explica que sería bueno que el ayuntamiento pusiera a disposición de estos pueblos una brigada de obras..