Reducir la siniestralidad laboral y fomentar la cultura preventiva, objetivos del Gobierno de Aragón

Según las cifras presentadas la siniestralidad en 2012 se redujo 5’4 puntos respecto a 2011. En el año 2012 se realizaron 2.800 actuaciones centradas en el control de empresas. La guía de actuación en esta materia la constituye la Estrategia Aragonesa de Seguridad y salud Laboral 2010-2014. La Estrategia tiene siete objetivos estratégicos, 24 objetivos operativos y 151 líneas de actuación. Aragón sigue siendo una Comunidad Autónoma que presenta un índice de incidencia mucho menor que el de otras Comunidades. Está 2,1 puntos por debajo de la media nacional, según los datos que aporta para 2012 el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo.

El director general de Trabajo del Gobierno de Aragón, Jesús Divasson, ha presentado en la comisión de Economía y Empleo la política de actuación de la Prevención de Riesgos Laborales en el año 2012.

En este sentido el departamento de Economía y Empleo está firmemente comprometido en la realización de una política de Prevención que tiene como pilar máximo el cumplimiento de dos objetivos básicos: Reducir la siniestralidad laboral y fomentar de la cultura preventiva.

“Este Plan -ha destacado el director- debe tener un cumplimiento de sus acciones constante y permanente en el tiempo, dado que la eficacia de muchas de sus acciones, una vez abordadas, requieren de una continuidad”.

En el año 2012 se realizaron 2. 800 actuaciones centradas en control de empresas de la construcción, empresas con trabajadores sensibles, riesgos musculoesqueléticos, riesgos psicosociales, empresas alta tasa, y las que suponen actas de infracción por incumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales.

El Gobierno de Aragón dispone de varios programas dirigidos al cumplimiento, asesoramiento y vigilancia. Destaca el programa Objetivo Accidentes 0, un programa de adhesión voluntaria que cuenta con 545 empresas operativas y que siguen el programa diseñado por el ISSLA para reducir la siniestralidad. De ellas el 39,6% no notificaron accidentes de trabajo durante 2012.

También hay que resaltar las iniciativas que en materia de riesgos psicosociales se están llevando a término. Estos riesgos vienen derivados de factores como la fátiga, el estrés o una inadecuada organización del trabajo y por ello en estos momentos hay una apuesta decidida de analizar estos riesgos y sus consecuencias.

Las infracciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales han sido 4 muy graves, 331 graves y 120 leves. Todas éstas han supuesto sanciones por valor de 1.649.277 euros

Respecto a los resultados del índice de siniestralidad de 2012, el dato más significativo es que se mide por el Incide de incidencia global en Aragón, lo que permite observar como en 2012 éste índice se reduce 5,4 puntos respecto a 2011 lo que representa un descenso porcentual del 17, 2% añadiendo el dato de que el número medio de afiliados a la Seguridad Social descendió un 1,81%.

El objetivo de todas las actuaciones viene determinado por una idea central: apertura del ISSLA a todos los agentes que tienen participación en el mundo de la prevención. “Lo que queremos transmitir -ha explicado Divasson- es que el cumplimiento de la prevención no es sólo una mera obligación legal, sino que es una obligación moral y ética de la empresa y que la inversión en Prevención de Riesgos Laborales no debe verse como un gasto; al contrario invertir en prevención es invertir en competitividad”.

Para fomentar esta cultura preventiva en 2012 se realizaron muchas y variadas actuaciones dirigidas a la promoción y divulgación de la Prevención de Riesgos Laborales.

Comentarios