El PSOE pide un cambio en el rumbo de la agricultura y gandería, para que no muera el mundo rural

El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura, Ramón Laplana, ha pedido al Gobierno de Luisa Fernanda Rudi que cambie el rumbo en las políticas agropecuarias, plante cara y se muestre beligerante con el Ministro de Agricultura Arias Cañete porque, aseguran, ese Ministerio está recortando las ayudas más que nunca a la Comunidad autónoma.

Laplana hacía balance de la gestión del consejero de Agricultura y denunciaba que la DGA todavía no ha contestado a la convocatoria de la orden de ayudas del pasado año de mejora y modernización de las explotaciones agrarias, al mismo tiempo que no paga las ayudas agroindustriales correspondientes a 2012 a pesar de que propia presidenta dice que la agroindustria es clave.

El diputado socialista recuerda que la agricultura supone el 4 % del PIB en Aragón, donde hay más de 50.000 explotaciones agrarias. Laplana lamentaba que el Gobierno de Aragón haya recortado en los presupuestos de 2013 en 8 millones la partida de la agroindustria, ya que se ha pasado de 17 a 9 millones de euros, además de que todavía no se ha pagado las cantidades correspondientes a 2012. El socialista pedía que se potencie la agroindustria, que da trabajo a más de 10.000 personas, como elemento básico para salir de la crisis con dotación presupuestaria y no con actos de imagen como el que hizo la presidenta el pasado año que no ha servido de nada.

Laplana denunciaba la voluntad del consejero de Agricultura de liquidar las ayudas agroambientales y la Indemnización Compensatoria Básica para el 2013, ayudas que son básicas para mantener el medio rural, su agricultores y ganaderos y todas las zonas desfavorecidas. También denunciaba el aumento en un 43 % este año el precio de la recogida de cadáveres, lo que ha generado un gran malestar en el sector del porcino. Criticaba que el Departamento de Agricultura ha puesto en pie de guerra al porcino y es necesario hacer una reflexión al respecto porque incluso está buscando alternativas más baratas.

Laplana indicaba que la agricultura y la ganadería todavía generan puestos de trabajo en Aragón y con un poco que se le ayudara se regularizaría el sector y se mejoraría la reordenación territorial. Y es que, concluía, a pesar de la nula gestión del Gobierno de Rudi, el sector sigue funcionando.

Comentarios