Satisfacción entre las monitoras de comedor tras la firma del convenio

Tras varios meses de negociaciones entre los representantes sindicales de las monitoras de comedor y las empresas que gestionan este servicio, se ha conseguido llegar a acuerdos que permitían, este jueves, la firma del convenio. Uno de los flecos que quedaba por cerrar era el relativo al fraccionamiento de las licencias de libre disposición no retribuidas, al que finalmente la patronal ha cedido.   También se ha mantenido la equiparación de las trabajadoras al personal de la DGA, el pago del reconocimiento médico, así como la reserva de plaza por excedencia por maternidad.  En dicho convenio se han trasladado, además, los acuerdos a los que se llegó en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), que afectarían a las trabajadoras fijas discontinuas que no hayan sido llamadas para incorporarse a su puesto de trabajo.   Sobre los pormenores del convenio y de los acuerdos alcanzados se informaba a las monitoras de comedor en las asambleas que celebraban esta semana los sindicatos CC.OO. y UGT de la capital oscense. En la actualidad hay empleadas en Aragón unas 1.400 personas, de las que alrededor de 300 trabajan en la provincia de Huesca.  

Comentarios