El futuro de los graduados en Enfermería, entre el paro y la emigración

Este viernes se celebraba el acto de clausura del grado de enfermería de Escuela Universitaria de Huesca. Cincuenta estudiantes recibían sus diplomas y algunos consejos profesionales de sus profesores. La situación del empleo en su sector ha empeorado en poco tiempo. El paro no llegaba al 6% en el año 2012, pero no para de crecer y en dos años se ha duplicado (según datos del Observatorio de las ocupaciones del SEPE y el Instituto Nacional de Estadística).

Con este panorama su directora quería resaltar el nivel de los estudios que imparte la Escuela de Enfermería, que da herramientas a sus graduados para que encuentren su oportunidad en países como Irlanda, Francia o Inglaterra.La promoción del pasado año no lo ha tenido nada fácil y los datos de colocación no son buenos, en cambio sí conocen casos de jóvenes que tras acabar estos estudios en Huesca han conseguido empleo en el extranjero. Esto significa, asegura Esther Lanuza, que la formación española se reconoce. Para quienes no encuentren un empleo seguir estudiando es otro de los consejos. “Se trata de prepararse para cuando vengan tiempos mejores”, recuerda la directora del la Escuela de Enfermería.

De todas formas el acto de clausura del curso era un momento para incidir en la faceta más positiva de la enfermería. Juan Blanco Muñoz, enfermero y doctor en Derecho, les hablaba de la profesión “más humana de todas” y de cómo ha evolucionado desde el oficio hasta su reconocimiento como profesión, con labores de investigación y docencia.

HISTORIA DE LA ESCUELA

La actual Escuela Universitaria de Enfermería de Huesca, centro público, adscrito a la Universidad de Zaragoza, pero dependiente orgánicamente del Servicio Aragonés de Salud del Gobierno de Aragón, inició su andadura en el año 1970 –dos años después de la creación del Hospital San Jorge-, impartiendo estudios de Ayudante Técnico Sanitario. En 1979 empezó a ofrecer la Diplomatura en Enfermería, al adquirir esta formación carácter universitario. Y en 2008 fue también de los primeros centros españoles en ofrecer el nuevo grado, adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior, que está acabando de formar a su primera promoción. Previamente, la escuela oscense había dado a la sociedad 9 promociones de ATS y 29 de diplomadas y diplomados en enfermería.

Comentarios