El auge de los santuarios virtuales

Que la iglesia católica se ha subido también al tren de las nuevas tecnologías no es ninguna novedad. Perfiles en redes sociales, páginas web o comentarios ayudan a que los creyentes puedan seguir misas, puedan orar o hacer peticiones desde su casa frente a un ordenador. Es el caso de dos de los santuarios que hay en la Ribagorza que cada año reciben miles de visitas; el de Nuestra Señora de Guayente y el de Torrecidad. En el caso del de Guayente, situado en el término municipal de Sahún, su web invita al internauta a participar de los grupos de oración, pedir por él y sus familiares, escuchar música sacra u orar. Además, todas aquellas oraciones que se envían se leen cada jueves a las 19.30. A él acceden no solo aquellas personas de la zona que han emigrado a otros puntos y que están vinculadas al santuario físico, también gente de países como Estados Unidos, Colombia o Venezuela.  Ignacio Cardona, párroco del santuario, explicaba que, a través de internet, se busca también rememorar, con los grupos de oración, los encuentros que desde siempre se han vivido en el templo. El santuario virtual de Guayente se creó en el año 2000 y fue uno de los primeros en aparecer.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios