Alouda y EQUO promueven en Huesca la campaña “Salvemos la Hospitalidad”

La asociación Alouda (Amigos del Pueblo Saharaui en el AltoAragón) y EQUO Huesca, con el apoyo de varias entidades sociales de la ciudad, presentaron una moción en el Ayuntamiento de Huesca por la que se insta a la corporación municipal a que manifieste su rechazo a las medidas legales que supongan obstáculos a la solidaridad con las personas emigrantes. La moción se enmarca dentro de las actividades iniciadas por la plataforma “Salvemos la Hospitalidad”, y tiene como objetivo principal tratar de modificar la redacción del artículo 318. b) del Anteproyecto de reforma del Código Penal en que está trabajando el ejecutivo.

El citado artículo, que en su origen está pensado para la protección de las personas envueltas en flujos migratorios, introduce en su nueva redacción los motivos humanitarios como causa de perseguibilidad o de no perseguibilidad, dependiendo del criterio del Ministerio Fiscal. La consecuencia de este hecho es grave, ya que en lo sucesivo, si el Fiscal decide acusar aún concurriendo móviles altruistas, será muy difícil obtener una resolución judicial favorable a quien ha practicado la solidaridad, porque está acción está explícitamente tipificada como forma de ataque al bien jurídico protegido.

Además de las acciones solidarias, la nueva redacción que propone el Anteproyecto expande la acción punitiva del Estado a todos aquellos comportamientos de personas (comerciantes, hosteleros, conductores de autobuses…) que faciliten mediante precio alimentos, vestido, transporte, alojamiento… a personas en situación administrativa irregular. De esta manera, con la intención de perseguir el tráfico de personas y el abuso de la situación de extremada vulnerabilidad en que quedan quienes acometen proyectos migratorios, se abarca de una manera claramente innecesaria a quienes simplemente contribuyen a satisfacer las necesidades más básicas de la persona migrante, con o sin ánimo de lucro.

Comentarios