La mejora genética contribuye al aumento de la productividad en las explotaciones agrarias

Los avances genéticos y las nuevas variedades de cultivos extensivos provocan un aumento de la productividad, una mejor sanidad vegetal y, por tanto, una mayor rentabilidad para los agricultores. Es una de las conclusiones que se desprenden de las I Jornadas de Transferencia de Cereal de Invierno, que se celebraban esta semana en Huesca y Lupiñén.

Unos 1.000 agricultores participaban este jueves en la Jornada de Campo en una finca experimental habilitada en Lupiñén. Ahí se cultivan, para su estudio, decenas de microparcelas con multitud de variedades de cereal, mucho trigo y cebada, pero también, guisantes o camelina. Son variedades mejoradas genéticamente de forma natural, resultado de años de investigación.

La demanda de producción es cada vez mayor y no se puede mantener el actual saldo deficitario en cereales, por ello hay que apostar por la tecnología para aumentar la productividad. Tecnología en forma de nuevas variedades o variedades mejoradas, mecanización o regadío. Esta finca de Lupiñén se puso en marcha, precisamente, para estudiar y mejorar las cientos de variedades que cada año salen al mercado.

Las expectativas más optimistas se quedaban cortas ante el éxito de convocatoria de las I Jornadas de Transferencia en Cereal de Invierno, jornadas de carácter nacional y que, en su parte técnica, tenían lugar en el Palacio de Congresos de Huesca. Unas 500 personas acudían a la cita. Tras la parte teórica, este jueves tenía lugar la Jornada de Campo en Lupiñén. Allí acudían casi 1.000 agricultores.

Sanidad vegetal

La sanidad vegetal y el control de enfermedades eran otros de los temas que se abordaban en las I Jornadas de Transferencia en Cereal de Invierno. Dos conclusiones importantes: las siembras tardías, la rotación y la recuperación de márgenes se convierten en claves para prevenir plagas y enfermedades; y, por otra parte, la investigación debe ser constante, ya que los genes resistentes a enfermedades son superados continuamente por nuevas razas de éstas.

En Aragón hay ciertas peculiaridades que permiten que no haya excesivas enfermedades. Por ejemplo, el cierzo (que provoca una humedad relativa baja) y el escaso nivel pluviométrico; este año es una excepción.

Comentarios