El PAR contra la reducción de plazas de Medicina en Huesca

El Grupo municipal aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca rechaza “que la Universidad de Zaragoza persista en tratar de eliminar de una vez o por agotamiento, los estudios de Medicina en el campus de Huesca y siga maltratando el desarrollo universitario de la ciudad y el Alto Aragón, también a través de otros grados”, según ha explicado el portavoz del PAR, Fernando Lafuente, como reacción al avance difundido de la oferta educativa 2013-14.

El portavoz del Partido Aragonés afirma que “no es la primera vez que la Facultad de Zaragoza intenta suprimir Medicina en Huesca. Es su intención y su voluntad reales desde hace mucho. Hay que decirlo sin tapujos. Recordemos que se olvidaron de incluir los tres cursos de Huesca nada menos que en la memoria de grado para acreditar la titulación, aunque luego corrieron a subsanarlo ante las protestas; recordemos que por imprevisión les ‘pilló el toro’ -es textual- con el asunto de la formación en prácticas y, gracias a ese potente motivo que es un toro, eliminaron el tercero de los tres cursos, que sigue perdido; recordemos que la Universidad tiene un solar cedido gratis por el Ayuntamiento hace años para un nuevo edificio de Ciencias de la Salud y desde Zaragoza ni se lo han vuelto a mirar; recordemos que ya han intentado restringir el número de plazas en otras oportunidades. ¿No son demasiadas coincidencias? Pues hay más: el porcentaje de reducción de plazas que propone ahora la Universidad, si se confirma lo anunciado, supone el 15,1 por ciento de los estudiantes de primero en Zaragoza donde rondan los 200. Para Huesca, un recorte del 23 por ciento aunque solo hay 65 alumnos.”

“Ahora -ha dicho Lafuente- apelamos a las dos fuerzas que pueden mover a favor de Huesca esta situación y evitar esa intención negativa de la Universidad. La primera fuerza es la propia ciudad, con una reacción de sus instituciones, sus entidades sociales y sus ciudadanos. También es verdad que surgen dudas respecto a la capacidad institucional de Huesca y su unidad reivindicativa ante la Universidad visto lo que ha sucedido en las dos últimas reuniones del Patronato del Estudio General de Huesca que han sido juegos florales. La segunda fuerza es el Gobierno de Aragón y su departamento competente que puede intervenir. Los estudios de Medicina en Huesca tienen que mantener sus plazas de cara al próximo curso y no hay otra opción. Y hay que seguir planteándose el resto de los objetivos: recuperar tercer curso es el más urgente”.

El portavoz del PAR ha explicado que “argumentos aportados por la Universidad como la falta de oferta laboral para los médicos, resultan cuestionables por muchos motivos pero basta acudir a la estadística: este miércoles, el INE hacia público un estudio derivado de la Encuesta de Población Activa sobre la tasa de empleo por nivel y sector de formación. La EPA dice que la rama de Salud es la sexta que mejor porcentaje de empleo ofrece para sus titulados, muy por delante de otras como arquitectura o educación, hasta un total de 24 opciones”.

Grado de Turismo

“Ahora bien -ha explicado Lafuente-, el colmo y la prueba del algodón es el anuncio, pendiente de ratificar pero muy verosímil, de que se pretende incrementar el número de plazas en los estudios de Turismo. Unos estudios que sólo se puede cursar en Zaragoza, porque la Universidad se negó a implantarlos en Huesca, diciendo que faltaba o faltaría demanda de alumnos. Pero la Escuela Universitaria de Turismo de Zaragoza es un centro universitario privado adscrito a la Universidad. Se negaron a abrir en Huesca un centro público propio, en un territorio que concentra buena parte de la actividad turística aragonesa, pero han logrado que crezca en Zaragoza un centro ajeno. ¿También es una coincidencia?”

El portavoz del PAR ha concluido señalando que “no han entendido, ni quieren entender, que son una institución autónoma pero que se deben a la sociedad, al equilibrio territorial de Aragón, a la Historia de una ciudad que tuvo la primera universidad de Aragón y una de las primeras de España, al potencial de nuestro campus y de la propia ciudad para ser sede de facultades y formar universitarios en las mejores condiciones, al impacto positivo en desarrollo y empleo proporcionalmente mucho mayor que en Zaragoza, que supone para Huesca cada grado, cada curso. Vamos a seguir insistiendo y por lo pronto, a tratar de impedir que nos recorten Medicina”

En cuanto a la posibilidad de que la Universidad San Jorge imparta el grado de Podología, Lafuente ha indicado que “la Universidad de Zaragoza lo prometió para Huesca hace años, en efecto, pero no ha hecho nada más ni hay perspectivas. La San Jorge avanza, pide autorización para esa titulación porque tiene derecho legal a hacerlo, corre sus riesgos y crece. El problema no está en la Universidad San Jorge. Está en la Universidad de Zaragoza. ¿Qué hacemos ahora? ¿No autorizarla porque estamos esperando a que quién sabe cuándo es posible que…? Así, ni unos ni otros y no iremos a ninguna parte.”

Comentarios