Compás de espera para las viejas reivindicaciones en el barrio de Mª Auxiliadora

El traslado de la subestación eléctrica o el aumento de las zonas de esparcimiento canino son algunas de las viejas reivindicaciones del barrio de Mª Auxiliadora, en la capital oscense, que estos días celebraba sus fiestas patronales. Mejoras que no acaban de llegar, a pesar de la insistencia de la Asociación de Vecinos, que no ceja en su empeño de seguir luchando por mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta zona de la ciudad.   Otro asunto que les preocupa es el tema de las antenas de telefonía móvil y contar con un registro de las que, en estos momentos, hay instaladas en la ciudad. Algo sobre lo que todavía, explican, no ha habido ningún avance.   Como tampoco lo ha habido en lo que concierne a desarrollar acciones que potencien el comercio en las zonas periféricas. Desde la entidad vecinal se quejan de que se está favoreciendo al centro, sin tener en cuenta al resto de establecimientos comerciales de la ciudad.   Y, a pesar de mostrarse a favor de la peatonalización, miran con recelo el traslado de zonas azules al barrio, pendientes de cómo afectará a los vecinos, que deberán pagar por estacionar.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios