CAI y la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI) refuerzan su colaboración

Caja Inmaculada destinará 30.000 euros a la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI) para facilitar el acceso al mercado de trabajo normalizado de personas en situación o riesgo de exclusión. Esta ayuda es fruto del convenio que han firmado entre ambas instituciones y refuerza la estrecha colaboración que mantienen ambas instituciones desde 2003.

Entre las actuaciones más importantes destaca la subvención de un millón de euros para construir las actuales instalaciones de la asociación, en el Polígono Industrial Alcalde Caballero de Zaragoza, inauguradas en 2005, donde se ubican la sede social de AREI y las naves de las empresas de inserción Mapiser y Tinser. Además, la Caja ha seguido apoyando durante este periodo las actividades y gestión de la asociación, con una aportación total próxima a los 700.000 euros.

AREI se creó en mayo de 1999 y agrupa a las diez empresas de inserción que existen actualmente en Aragón, todas ellas promovidas por entidades sociales: Consolida Oliver, Inserta, Mapiser, Tinser, Integrardid, Inser Osca, Le damos la vuelta, Mti, Reinser y Tranviaser.

En 2012, la plantilla de estas empresas ascendió a 139 empleados: 75 hombres (54%) y 64 mujeres (46%), y su facturación alcanzó los 3.315.000 euros. En los últimos ocho años, una vez finalizado el periodo de formación y adaptación, han logrado recolocar en empresas normalizadas a cerca de 300 personas. El perfil de sus trabajadores es muy amplio: desde personas con inteligencia limite, hasta inmigrantes, mujeres víctimas de malos tratos, personas excarceladas, con adicciones o drogodependencias en tratamiento, menores que proceden de programas de tutela, parados de larga duración y mayores de 45 años. Todos ellos se han visto excluidos por sus circunstancias del mercado laboral y carecen o han perdido habilidades que dificulta su inserción.

Comentarios