El monasterio de Alaón de Sopeira afectado por las goteras

El alcalde de Sopeira, municipio en el que se enclava este edificio, ponía el acento sobre el mal estado de este monasterio y matizaba que es un problema que se arrastra desde hace varios años. Apuntaba que, cada vez que llueve, el agua corre por las tres naves de la planta. Este hecho ya se ha puesto en conocimiento de la dirección general de patrimonio en varias ocasiones. La respuesta siempre la misma: se arreglará cuando haya recursos. Jose María Ariño indicaba que es lamentable que no cuidemos “nuestra historia y uno de los ganchos turísticos del territorio”.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El alcalde explicaba que cuando llueve el agua entra a chorro y que la sensación es de impotencia al no poder hacer nada sólo ver cómo el agua afecta y afea todo el monasterio.

Recordaba que existe un proyecto, que se ha paralizado en varias ocasiones, y que debe encontrarse en los cajones de algún despacho. Ariño no recordaba la inversión que contemplaba ese proyecto porque indicaba que se modificó en varias ocasiones.

Decía el alcalde que como ahora, con la crisis, los políticos tienen la excusa perfecta para no actuar, son los vecinos los que no van a quedarse quietos y van a comenzar a reivindicar el cuidado del patrimonio.

No existe de momento peligro de derrumbe pero decía el alcalde que, a lo mejor, tendrá que empezar a caerse para que se le preste atención a l estado del monasterio.

El monasterio de Alaon, declarado BIC y situado a las afueras de Sopeira es, al año, visitado por más de cuatro mil turistas. Se trata de uno de los más antiguos del territorio documentado en el año 806 y construido sobre un monasterio visigótico. Constaba de claustro, dependencias monacales, iglesia y sala capitular. En la actualidad conserva la iglesia, de tres plantas, y algún vestigio del claustro.

Comentarios