El Huesca volcado en el partido ante el Xerez

Tanto la afición como el equipo esperan poder seguir soñando con la permanencia y para ello es necesario ganar el próximo domingo al Xerez y esperar la carambola de resultados que permita a los azulgrana seguir con vida en la última jornada. Los aficionados se están volcando y todo parece indicar al ritmo que lleva la venta y reparto de entradas que el campo del Alcoraz se llenará en esta gran cita.

El equipo ha regresado a los entrenamientos con todo el plantel al completo y con la esperanza de conseguir el triunfo y seguir soñando. Hay confianza en que tal cual se está dando la situación en esta recta final que el Huesca tenga opciones.

Si el Mirandés pierde o empata en Córdoba y el Huesca vence, se llegará con vida a la última jornada, pendiente también que el Racing no gane tampoco en Ponferrada donde tiene una salida comprometida.

No se quiere dejar pasar ninguna opción de continuar la próxima temporada en la 2ª División por lo que se apurarán todas las vías y para eso hay que luchar por la mejor clasificación posible. De todos modos lo importante es ganar al Xerez que no lo pondrá fácil.

Otro tema es la designación poco afortunada del colegiado González Fuertes para dirigir este encuentro. Todavía está fresco en la memoria los errores en Guadalajara que impidieron al Huesca haber luchado por un resultado positivo en un partido que fue clave.

Para dar ambiente antes del partido se ha previsto en la terraza del Alcoraz una gran paella popular para los aficionados con un precio de 10 € y en el caso de los abonados con una camiseta de regalo. Los tikets se venderán única y exclusivamente en la sede del club.

La Peña Fenómenos Oscenses también está preparando iniciativas. Por ejemplo durante el partido, cada cinco minutos se gritará "Huesca, Huesca". Fernando Lobera, presidente de los Fenómenos, ha indicado que deseaban hacerlo de este modo; "Para recordar que llevamos cinco años en Segunda y deseando que el año que viene gritemos cada seis minutos".

Además, la Peña distribuirá 5.000 globos (2.500 azules y 2.500 granas) entre el público para lanzarlos al aire minutos antes de que comience el encuentro, cuando suene el himno y salten los jugadores al terreno de juego.

Comentarios