Este año se invertirán casi dos millones de euros en Ordesa

Escalona, en la sede del Ayuntamiento de Puértolas, acogía la reunión del Patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. En la misma, se presentaba el Plan de Inversiones del año 2013 del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuyo importe total asciende a 1.905.652 euros, destinados a actuaciones como la restauración de zonas de intensa utilización, la conservación de infraestructuras viales o de señalización, la mejora de acceso al molino y la cascada de Aso, además de la edición de una guía del camino histórico Bujaruelo-Gavarnie.

Para la elaboración de este plan de trabajo, el Gobierno de Aragón ha dado especial prioridad a dotar económicamente a aquellos trabajos de Información y de Vigilancia del Uso Público y de los Visitantes –por importe de 549.629 y 509.261 euros, respectivamente-, de los que dependen la mayor parte de los puestos de trabajo directos que se emplean en estas zonas rurales pirenaicas, cuya economía actual está muy vinculada a la protección del Parque Nacional.

Por otra parte, y dentro de ese importe, están contempladas aquellas subvenciones destinadas a entidades y particulares situadas dentro del Área de Influencia del Parque Nacional, las cuales se conceden al amparo de la Orden de 16 de enero de 2013. 

Una inversión que servirá para apoyar económicamente las 6 solicitudes recibidas por parte de los ayuntamientos y las 12 de particulares, y cuyo objeto es la adquisición de material para labores ganaderas, la conservación y mejora del medio ambiente, o la inversión en mobiliario urbano, pavimento y suministro eléctrico en núcleos de montaña. Las mayores cuantías en este apartado, en consonancia con las hectáreas que aportan a la protección, se las llevan los municipios de Torla y Fanlo, con 28.200 y 46.700 euros, respectivamente.

Siguiendo el orden del día, los miembros del Patronato han conocido las actuaciones de la Red de Parque Nacionales. También se ha trabajado en el análisis de las memorias de actuaciones de los años 2011 y 2012, donde se recogen diversos trabajaos ejecutados como el seguimiento de la flora a través del mapa digital de vegetación, la conservación de sendas y caminos peatonales o la mejora del circuito de San Úrbez en el sector de Añisclo.

Por último, todos los asistentes han conocido de primera mano los avances realizados en el borrador de un nuevo Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, pues el actual es del año 1995.

Comentarios