El PAR del Altoaragón continuará luchando por las mejoras en el Eje Pirenaico

El Partido Aragonés ya ha anunciado que tomará medidas para que las mejoras necesarias en la N260 a su paso por Aragón se lleven a cabo. En nota de prensa explicaban que la declaración ambiental negativa del tramo túneles de Balupor-Fiscal y la dilación en el proyecto en el Congosto de Ventamillo-Campo motivarán iniciativas del PAR porque los continuos retrasos perjudican la economía y la vida de quienes habitan en estas zonas.

Tras conocer la publicación en el BOE en la que se anuncia que el proyecto de mejora de los túneles de Balupor hasta Fiscal no ha sido aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente, el Partido Aragonés ha vuelto a poner de manifiesto la importancia de actuar en esta vía, no solo en esa zona, también en el tramo entre Campo y el Congosto de Ventamillo. Por ello el PAR del Altoaragón reclama al Gobierno central “que los ministerios de Fomento y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente agilicen al máximo las gestiones y trámites pendientes que permitan planificar en el menor plazo posible el inicio de las obras de acondicionamiento de estos tramos”.

Indican que para ello “se concretarán iniciativas en las instituciones, motivadas por un lado, como reacción a la declaración de impacto ambiental desfavorable, que supone que la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento debe retrotraer el procedimiento a etapas anteriores y que a esta circunstancia se une la dilación en los servicios técnicos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de la declaración de impacto ambiental para el tramo del Congosto de Ventamillo a Campo, cuya tramitación fue iniciada en septiembre de 2011”.

Y añade que “el acondicionamiento integral de la N-260 ‘Eje Pirenaico’ es una de las inversiones en infraestructuras más decisivas para el fomento del desarrollo, del empleo y de la calidad de vida en las cuatro comarcas pirenaicas de Aragón que se integrarían en un eje de transporte que recorrería por completo el itinerario desde Portbou en Gerona hasta Irún en Guipúzcoa”. Así mismo, insisten, “supondría reactivar la comunicación e intercambios entre valles y generar oportunidades en el ámbito local, con incidencia en diversos territorios aragoneses afectados por el declive demográfico, socioeconómico e incluso forzado”.

Resaltan además la desigual evolución de las obras de esta carretera con magnas obras llevadas a cabo por ejemplo entre Campo y Aínsa o de Fiscal a Sabiñánigo, hasta la acumulación de continuos retrasos en otras partes como los dos citados y también el recorrido de Montanuy a Castejón de Sos.

Comentarios