Previsión de cosecha "cero" en las almendras

La cosecha de la almendra, este año, en la provincia de Huesca va a ser prácticamente nula. Los productores muestran resignación, porque por segundo año consecutivo, la temporada ha sido muy mala. Los almendros venían ya afectados por la sequía del año anterior, a lo que se sumó que no hubo polinización, debido a las lluvias continuadas. La cosecha que debería comenzar, en alguna variedad, en agosto, no tendrá este año trabajo. Los productores lamentan también que no van a tener producto que vender, en un año en el que los precios están altos como nunca.

Las zonas entre sierras del Somontano, y localidades como Ayerbe, Bolea y Loarre se han visto muy afectadas por un cúmulo de circunstancias. Aunque se vieron almendros en flor en los últimos días del invierno y el inicio de la primavera, lo cierto es que no se produjo la polinización. Con toda la lluvia que cayó, las abejas no hicieron su labor. La excesiva humedad también provocó que no se desarrollara bien el polen. Y eso se sumaba, a que los almendros ya estaban afectados por la gran sequía de 2012.

El resultado es que la cosecha va a ser desastrosa (a excepción de alguna zona de regadío en el sur de la provincia). Además, ni siquiera valdrá la pena recoger las pocas almendras que pueda haber en algún campo, porque costará más esta labor que lo que se consiga con su venta. En la parte positiva se observa que, con tanta lluvia, esos árboles que tan afectados estaban por la sequía, se van a recuperar mucho. Pero ya será para el año que viene.

José Mª Alcácera, responsable de ASAJA en la Mesa Nacional de Frutos Secos, lamenta que los productores no puedan tener almendras que vender este año, en el que los precios están inusualmente altos, puesto que se están pagando entre 5 y 6 euros por kilo de grano.

En la provincia de Huesca, en todo caso, la almendra es un cultivo complementario, y no suele haber dedicación exclusiva. Es por esto, por lo que el desastre no serán tan grande, porque generalmente los productores también se dedican a la agricultura, y este año la cosecha de cereal sí que va a ser excepcional.