Nace la “Nova declaració de Mequinensa”

Mequinenza se convertía en el punto de reunión de alcaldes y concejales de 29 municipios de la zona oriental de Aragón. La alcaldesa de la localidad convocaba a los representantes de las localidades de la franja para defender la denominación de “lengua catalana” en Aragón.  Los presentes acordaban crear un manifiesto bajo el nombre de “Nova declaració de Mequinensa” haciendo referencia a la "Declaración de Mequinenza" firmada en 1984 en la que se estipulaba que en Aragón se habla catalán.  En él se rechaza la nueva Ley de uso y protección de las modalidades lingüísticas de Aragón que elimina los nombres “catalán” y “aragonés”, se refleja que la lengua de la zona oriental es el catalán y se pide que se mantenga el catalán en las escuelas.  En la reunión se acordaba además que, en el caso de que esta nueva ley no se derogue, se tomará el camino de la justicia llevándola al Tribunal Constitucional si fuse necesario dado que se cuenta con el aval de científicos y expertos y, en especial, con el apoyo de la población.  Además, se creaba un comité de coordinación con el objetivo de continuar con esta reivindicación a través de diferentes acciones.  Entre las principales preocupaciones de quienes se daban cita en Mequinenza se encuentra la posible desaparición del catalán en los centros educativos. “Si desaparece la denominación de “catalán” también lo hará su asignatura en los colegios, lo que conlleva un grave perjuicio para los jóvenes de estas zonas que, en un futro, estudiarán en Cataluña y ya no podrán contar con el nivel necesario de este idioma” explicaba José Antonio Chauvell, alcalde de Alcampell.

Audio sin título
Audio sin título