El Huesca desciende a 2ª B ganando al Xerez

sd huesca xerez jerez alcoraz

La SD Huesca conseguía este domingo la última victoria de la temporada en casa al vencer 3-1 al Xerez. Un triunfo que de nada sirve a los azulgrana tras la victoria del Mirandés ante el Córdoba y por lo tanto se consuma el descenso a 2ª B, tras cinco temporadas en la división de plata. La afición llenó el Alcoraz y el equipo cumplió, pero es difícil arreglar en dos jornadas lo que se ha hecho mal en 40.

Un gol en propia puerta de Bouzon a los 20 minutos de iniciar el juego daba alas a los oscenses, aunque al cuarto de hora empataba el Xerez tras una jugada a balón parado con remate de cabeza de Prieto que hacía el 1-1. El Huesca conseguía darle la vuelta al marcador en un minuto gracias a un gol de Diogo. El electrónico marcaba 2-1 al llegar al descanso.

Poco después de iniciarse la segunda parte, Pacheco ampliaba distancias haciendo el 3-1 en una gran acción individual. A partir ese momento el partido perdió fuelle, sin ocasiones claras aunque con oportunidades sobre todo para el Huesca que sabía que el descenso ya estaba decidido por el triunfo del Mirandés.

Era la despedida en casa de un Huesca que sabía que no dependía de sí mismo y que luchará por lo menos por ser cuarto por la cola por si llegara alguna otra vía en los despachos, aunque a día de hoy hay que ser muy prudentes en este asunto y lo mejor es hacerse a la idea que la próxima temporada el club oscense estará en 2ª B.

Queda un partido en Huelva donde se intentará ganar y mantener el puesto 19 por si acaso llegara lo que sí que sería un milagro de verdad, aunque tal como está el fútbol y los muchos problemas que atraviesan muchos equipos, no se puede descartar nada.

La nota negativa la puso D’Alessandro que se mostró contento por lo realizado, cuando lo cierto es que el Huesca ha descendido y gran parte de culpa la ha tenido también el técnico que en un tramo de la competición mando al equipo a luchar con piedras y palos ante rivales con escudos y armas mucho más potentes lo que dejaron al conjunto azulgrana a la deriva. Al final se recuperó un poco la esperanza, pero lo cierto es que eso no tiene que tapar lo mal que se han hecho las cosas y por eso el descenso. D’Alessandro se despedía en la rueda de prensa de otro de los clubes con los que ha descendido a 2ª B.

Y otro detalle que no gustó fue la alegría desbordaba en el entrenador por el empate de la Ponferradina con el Racing que permite al Huesca ocupar el puesto 19, aunque eso no impide el descenso. Es algo que debería haber evitado ya que no se pueden crear falsas expectativas con un tema tan delicado y que la SD Huesca no puede controlar ni decidir lo que pueda suceder en los despachos para una hipotética salvación.