El PSOE urge una solución para las obras entre Balupor y Fiscal

El portavoz del PSOE en la Comisión de Obras Públicas de las Cortes de Aragón, José Ramón Ibáñez, ha pedido al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que busque la solución más rápida para que las obras en la N-260 puedan continuar y solucionar así el cuello de botella que existe en este tramo.

La secretaría de Estado de Medio Ambiente ha hecho pública la declaración negativa del estudio de impacto ambiental de los 14 kilómetros que separan el túnel de Balupor y Fiscal, lo que obliga a adaptar el trazado y a reiniciar el proceso. Ibáñez solicita que se agilicen los trámites porque si no, “esta decisión puede retrasar el proyecto cinco años más”.

El portavoz socialista confía en que se puedan rectificar los impedimentos medioambientales y no haya que iniciar todo el proceso de nuevo porque, según afirma, “sería un golpe muy duro para la comarca y la economía del Sobrarbe y del Pirineo”. Ibáñez ha señalado también que espera que “esta decisión del Ministerio de Medio Ambiente no sea una excusa para no invertir en un tramo donde en muchos casos no se pueden cruzar dos vehículos pesados”.

Además de Balupor-Fiscal también está pendiente la declaración de impacto entre Campo y Castejón de Sos, en el tramo del Congosto del Ventamillo.

Ibáñez confía en que la futura reunión entre la comarca del Sobrarbe y el Ministerio de Agrícultura y Medio Ambiente surja una solución alternativa y ha pedido al Gobierno de Aragón que agilice los proyectos pendientes en la comarca, entre ellos la realización del proyecto de eficiencia energética de riego y abastecimiento de toda la zona, la bidireccionalidad del túnel de Bielsa, el enlace Piau-Engaly y los carriles de aceleración de la A-138 ya proyectados.