La Ribagorza cerró mayo con 36 desempleados menos

El número de desempleados en la Ribagorza descendía en el mes de mayo en 36 personas. De los 712 registrados en abril, se pasaba a los 676. Por géneros, 371 eran hombres y 305 mujeres. En cuanto a los sectores, el de servicios volvía a ser el que mayor desempleo registraba con 426 parados, seguido del de la construcción con 144, la industria con 56 y la agricultura con 30. Por edades, el grupo más afectado por el paro era el de personas de entre 35 y 39 años.  El paro en la Ribagorza subía en 8 de los 34 municipios. Bajaba en 16 y se mantenía en 10. Las cifras aumentaban en localidades como Arén, que pasaba de los 11 a los 13; Chía que sumaba un desempleado más (de 3 a 4); Estopiñán del Castillo que registraba 6 parados; La Puebla de Castro, pasando de los 24 a los 25; Seira, que registraba 6 desempleados; Sesué que aumentaba en uno su cifra de desempleo (14); Tolva donde se registraban 14 desempleados y el Valle de Lierp donde se pasaba de los 4 a los 5 parados.  El paro sí que descendía en municipios como Benabarre (de 69 a 67), Graus, (de 232 a 226), Benasque (de 117 a 103) o Isábena (de 20 a 13). El número de desempleados también era menor e Beranuy, Bisaurri, Bonansa, Campo. Castejón de Sos, Foradada del Toscar, Monesma y Cajigar, Montanuy, Sahún, Secastilla, Sopeira, Valle de Bardají y Viacamp y Litera.  En cuanto a los municipios que mantenían su número de desempleados se trata de Beranuy, Capella, castigaleu, Lascuarre, Laspaúles, Perarrúa, Santalientra, Torre la Ribera y Villanova.