Adelpa concede la Beca de Investigación "Pedro Santorromán" a la Fundación Ecología y Desarrollo

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA) ha concedido la 4ª Beca de Investigación “Pedro Santorromán” al proyecto presentado por la Fundación Ecología y Desarrollo, cuyo título es Pagos por servicios ambientales en el Pirineo aragonés: estudio de posibilidades.

ADELPA creó esta Beca con el fin de potenciar los trabajos de investigación sobre temas relacionados con el Pirineo aragonés, se convoca de forma bianual y su dotación es de 6.000 €. El tema elegido para esta cuarta ocasión es el de Pago por Servicios Ambientales en el marco del territorio que comprende el ámbito de actuación de esta Asociación.

La Comisión Ejecutiva de ADELPA seleccionó el proyecto de trabajo de la Fundación Ecología y Desarrollo entre los 6 presentados. El pago por servicios ambientales (PSA) es un instrumento económico diseñado para dar incentivos, en este caso, a un territorio por sus recursos, de manera que continúe ofreciendo esos recursos como un servicio medioambiental que beneficia a toda la sociedad y, además, como un recurso económico para otros territorios y usuarios.

Los servicios ambientales que aportan los ecosistemas pueden ser de aprovisionamiento, regulación, hábitat o culturales. Reconocer el valor de estos servicios ambientales es fundamental para garantizar su conservación y uso sostenible frente al empuje creciente de intereses económicos, y una de las fórmulas para reconocer e incentivar el valor de estos servicios es la de los PSA.

Los PSA acercan al sector privado y al conjunto de la sociedad a la problemática ambiental y social, y vinculan el uso sostenible de los recursos naturales con nuevas oportunidades de generar riqueza, especialmente accesible a poblaciones rurales alejadas.

En este proyecto de investigación, la Fundación Ecología y Desarrollo seleccionará alguno de los ecosistemas que sea relevante por su extensión en el territorio del Pirineo aragonés y su vinculación con las actividades humanas para, en una primera fase, determinar y evaluar desde una perspectiva ecológica, los servicios ambientales y, posteriormente, valorar las posibilidades de aplicación del concepto de “pago por servicios ambientales” en un entorno como es el del Pirineo aragonés, donde dichos servicios presentan un destacado papel e interés.

El Pirineo aragonés podría ser un territorio susceptible de implementar esta herramienta que puede ayudar a prevenir y a resolver conflictos, a generar una responsabilidad compartida por la gestión de los recursos entre usuarios y administraciones públicas y a involucrar a la sociedad en el cuidado de la naturaleza.