Cerca de 40 socios del Club Montisonense de Montaña participan en la jornada de convivencia

senderistas nordikwalking

Una jornada de convivencia en Pineta y el Kilómetro Vertical del Ibón de Plan, en el valle de Gistaín, han sido las últimas actividades en las que ha participado el Club Montisonense de Montaña (CMM).

En el Kilómetro Vertical del Ibón de Plan tomaban parte los jóvenes corredores del club, Alberto Susín (integrante del grupo de tecnificación de carreras por montaña de la FAM) y Andrés Puy, que fue su primera carrera KV y le encantó la experiencia. Se trataba de una prueba perteneciente a la Copa de Aragón de KV y también, al Campeonato de Aragón de KV de la FAM.

La salida fue cronometrada desde el inicio del sendero hasta la meta, situada a orillas del Ibón de Plan o Balsa de la Mora, uno de los parajes más bonitos del Pirineo Aragonés. El tiempo acompañaba: sol, sin viento y con una temperatura perfecta para correr, así como bastante nieve en zonas altas, lo que conllevaba que el barranco bajara con algo más de agua de lo habitual.

Desde el CMM animan y dan la enhorabuena a estos corredores que participan en este tipo de carreras por montaña, las cuales están cada vez en más auge y permiten disfrutar del deporte y naturaleza en parajes impresionantes.

Días más tarde, el club celebraba una jornada de convivencia para socios, familiares y amigos. En esta ocasión, se desplazaban hasta el valle de Pineta. Como en la anterior jornada, se realizaba una pequeña actividad de cada sección por la mañana, para posteriormente, juntarse todos a la hora de comer, que era el principal objetivo del día.

El grupo de la sección de senderismo y montañismo ascendió desde el Parador de Pineta hasta el valle de la Larri siguiendo un tramo del GR 11 y llegando hasta la cascada del fondo del mismo valle. La pequeña pero dicharachera sección de BTT realizó un recorrido circular en el valle, mientras que la sección de escalada se quedó en la zona cercana a Zapatierno, conocida como Enclusa, ya que esta vez también había pequeños escaladores.

La sección de barrancos madrugo más y salió antes para poder realizar el descenso del Bco. Tránsito Inferior, un barranco de primavera. Presenta sucesivas pozas muy estéticas y más adelante se abre, encontrando los rápeles de mayor longitud. Consta de un total de 16 rápeles, el más largo de 30 metros, varios destrepes, y algún que otro tobogán.

Pasado el mediodía se juntaron los 37 participantes en el refugio de Pineta, donde aprovecharon el calor del sol y comieron unos suculentos garbanzos acompañados de longaniza y flan. La sobremesa se alargó en el exterior. En definitiva, una excelente jornada con muy buen ambiente entre los participantes.