El deterioro del edificio de Nuevas Sederías obliga a intervenir para evitar accidentes

Los bomberos de Huesca han tenido que retirar varias baldosas, que se encontraban sueltas, de la fachada del edificio de Nuevas Sederías. Un inmueble que sigue deteriorándose en pleno centro de Huesca y que se suma a otros edificios y solares que no dan una buena imagen a la ciudad.

El edificio de Nuevas Sederías linda con el solar de Luces de Bohemia, otro espacio que lleva años esperando una intervención. Problemas legales con los propietarios hace que ni ellos lleven a cabo actuación alguna ni que pueda hacerlo el Ayuntamiento. El consistorio lo único que puede hacer, explica la concejal de Urbanismo Gemma Allué, es mandar órdenes de ejecución para que el propietario lleve a cabo obras de consolidación. En el caso de Nuevas Sederías, la propiedad recurrió algunas de esas órdenes por lo que se está en procedimiento judicial.

Es un ejemplo de las reivindicaciones en materia urbanística que tiene la ciudad desde hace tiempo. Los oscenses creen que en el Coso hay demasiados edificios en mal estado aunque muchos opinan que se ha ido mejorando en los últimos años con intervenciones en varios inmuebles.

En un momento en el que el equipo de gobierno está apostando por el centro, con la peatonalización y la futura reurbanización, parece contradictorio que siga habiendo edificios en un estado como el mencionado.

La de este martes es la última intervención que se ha tenido que hacer en Nuevas Sederías. En varias ocasiones se han desprendido cascotes de su fachada de manera que la propiedad fue obligada por el Ayuntamiento a colocar una serie de mallas que impidieran que éstos lleguen a la calle.