Aumenta un 20% la venta de libros en la Feria de Huesca con respecto a 2012

Feria del Libro Huesca libros

La Feria del Libro de Huesca encara su recta final con un primer balance satisfactorio por parte de los libreros que han visto incrementadas las ventas en torno a un 20% con respecto a 2012. Una nueva edición, la trigésima, en la que se ha estrenado ubicación, en la plaza López Allué. Una decisión que ha sido bien acogida tanto por el público asistente como por los propios libreros.   Este espacio, en pleno centro de la ciudad, y rodeado de establecimientos hosteleros, anima a muchos ciudadanos a darse un paseo por la feria, a acudir a las diferentes presentaciones o, simplemente, a disfrutar con los niños de las actividades que se han programado para ellos. Una feria en la que instituciones como el Instituto de Estudios Altoaragoneses o la Universidad de Zaragoza aprovechan para dar a conocer sus obras, ensayos o investigaciones.   Es el caso del historiador oscense Carlos Laliena, quien esta semana presentaba un estudio sobre los siervos en la Edad Media en Aragón y Navarra, una realidad social poco estudiada hasta ahora.  Destacaba, además, la presencia de Eloy Fernández Clemente, quien fuera uno de los fundadores de la Gran Enciclopedia Aragonesa, que presentaba “Los años de Andalán: memorias (1972-1987)”, publicado por Rolde de Estudios Aragoneses en colaboración con el IEA.