El Consejo de Juventud preocupado por las becas de comedor

El lunes 3 de junio más de 600 alumnos y alumnas con derecho a beca de comedor dejaban de percibir esta ayuda y se recomendaba a sus familias acudir a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca para solicitar una ayuda que sustituyese a la percibida hasta la fecha, con los inconvenientes y retrasos lógicos en la concesión de la misma.

Por otro lado y vista la Orden del 27 de Mayo de la Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte publicada por la que se regula la concesión de las Ayudas de Comedor para el curso escolar 2013/2014, preocupa la situación socio – económica en la que quedarán multitud de familias puesto que los requisitos económicos para optar a estas becas se han endurecido, lo que supondrá que muchos niños y niñas en cuyo núcleo familiar se viva una situación económica precaria no podrán disponer de esta ayuda.

Los requisitos económicos para la concesión de las becas son más restrictivos, pasándose a exigir a los solicitantes de las ayudas que por cada núcleo familiar las rentas no superen el IPREM (6390 euros). Y esto es alarmante porque en un núcleo familiar (la familia solicitante en su conjunto) con uno, dos o más niños y en el que ambos progenitores vengan a cobrar un subsidio de desempleo (que no es indefinido) de 426 euros no tendrían derecho a esta ayuda. Entendemos que englobar los ingresos por núcleo familiar y no por cada progenitor creará multitud de situaciones de exclusión sobre los y las escolares que, no teniendo más alternativa que el comedor escolar para tener una comida sana, completa y equilibrada al día, podrían quedarse sin ella.

Con la actual crisis económica es cada vez más frecuente encontrarse con familias en las que ningún miembro tiene empleo, con dificultades de pago de alquileres o hipotecas, con un incremento en los precios de artículos de consumo,…. generando en los niños y niñas de Huesca situaciones de pobreza y marginación.

El Consejo de la Juventud de Huesca considera que el Ayuntamiento de Huesca debería reconsiderar sus criterios y permitir acudir a estos 600 niños y niñas a comer a sus centros.

Del mismo modo, el Consejo de Juventud considera que el Gobierno de Aragón debería modificar sus bases para que más familias puedan acceder a solicitar las becas del próximo curso escolar 2013-2014, dada la situación social de muchas de ellas.