El PSOE reclama medidas urgentes para solucionar el problema de los comedores escolares

El portavoz del PSOE en el ayuntamiento de Huesca, Luis Felipe, apela a la solidaridad social del grupo del PP para solucionar las necesidades que tienen las más de 200 familias oscenses que se han quedado sin las becas para los comedores escolares para junio y septiembre. En este sentido, el PSOE de Huesca pide una vez más, al Gobierno local la aprobación de medidas extraordinarias y urgentes para solucionar este problema. Para ello, es preciso que habilite de forma inmediata la partida presupuestaria correspondiente para hacer frente a los gastos derivados de esta propuesta cuya cuantía podría rondar los 45 mil euros.

Audio sin título

La eliminación de las becas para los comedores escolares en verano ha agudizado la precaria situación que viven muchas familias de Huesca, tal y como asegura Luis Felipe, “muchas más de las que nos pensamos”. Los socialistas creen que el ayuntamiento de Huesca muestra su cara más insolidaria al rechazar y negar la ayuda a las familias que no pueden pagar la cuota que han establecido los comedores al no disponer de ingresos suficientes.

Los socialistas piden al gobierno de Alós que analice la situación de las familias afectadas por esta problemática con el objetivo de ofrecerles una ayuda alimentaria para las vacaciones. Para Luis Felipe, “el PP apela a la austeridad cuando lo que realmente práctica es la insolidaridad social hacia los más necesitados, negando ayudas que son vitales para garantizar necesidades tan básicas como la alimentación, a familias sin recursos y sin empleo”. Recuerda Felipe “que las necesidades de las familias no tienen vacaciones”.

Los socialistas afirman que “cada vez hay más niños cuya comida principal, más fuerte y más reglada, la realizan en la escuela, por eso, es importante consolidar un servicio, el del comedor escolar, que garantice una alimentación equilibrada y digna a los niños con dificultades económicas”.

El PSOE recuerda que esta decisión ha provocado además una pérdida importante de empleo en nuestra ciudad, reduciéndose las contrataciones de monitores en casi un 60%. Si bien en 2012 fueron 90 las personas contratadas por los ocho centros escolares, la eliminación de las becas, la ha dejado en 35 monitoras.

Esta política refleja el “nulo interés que le despiertan a la alcaldesa, Ana Alós, los problemas de las familias de Huesca que están atravesando una situación dramática sin expectativas de futuro inmediatas, y con una carga familiar que no pueden asumir”.