IU denuncia que no habrá rehabilitación de edificios en Huesca en 2013

En el Pleno Municipal del mes de marzo, Izquierda Unida presentó una propuesta de resolución relativa a la continuidad del programa ARCH y a su ampliación a la totalidad de la zona antigua. Estos puntos fueron aprobados por unanimidad, mientras que se rechazaba por PP y PAR, la propuesta de habilitar una línea de ayudas para la Inspección Técnica de Edificios.

El 3 de abril tuvieron conocimiento de que se clausuraba la oficina del ARCH, por lo que interpelaron por escrito a la concejal de urbanismo, Gemma Allué, a que diese las explicaciones oportunas en cuanto a qué noticias tenía sobre los programas de rehabilitación, y en concreto, sobre el ARCH, para haber tomado la decisión del cierre de la oficina de manera inmediata a haber aprobado en el pleno la solicitud al Gobierno de Aragón de su continuidad y ampliación.

Al no haber recibido respuesta alguna, en la comisión de urbanismo del mes de mayo, IU asegura que preguntaron de nuevo a la concejala acerca de este asunto. En respuesta a su pregunta, la concejal de urbanismo, Gemma Allué comunicó que, según las reuniones mantenidas con el Consejero, durante este año 2013 no iba a haber plan de vivienda y rehabilitación alguno por parte del Gobierno de Aragón, y que por tanto el ARCH, debería esperar.

IU denuncia que Gemma Allué, estaba ocultando deliberadamente una información que, de no ser por sus reiteradas preguntas, no tenía ninguna intención de dar. Desde Izquierda Unida lamentan la ausencia de capacidad política para encarar cuestiones que, como ésta, son vitales en estos momentos, e incluso para informar con sinceridad de la situación. Eso es lo que deducen de la actitud de la concejala urbanismo.

El gobierno municipal del Partido Popular, añade IU, lejos de impulsar políticas que favorezcan el acceso a la vivienda, la recuperación de las zonas degradadas y la creación de empleo, se conforma con consumar las directrices que le vienen dadas, unas veces del Gobierno de Aragón y otras del Gobierno de España, y lamentamos la pasividad con la que observa como los compromisos adquiridos con la ciudadanía oscense se van desmoronando uno tras otro, mientras la situación de emergencia social se va agravando día tras día y es incapaz de articular respuestas y soluciones.