La Marea Naranja se moviliza ante una posible reducción de los servicios sociales municipales

El Anteproyecto de Ley de la Reforma de la Administración Local también ha puesto en pie de guerra al colectivo de servicios sociales. La llamada Marea Naranja ha convocado varias citas entre las que se encuentra un abrazo simbólico al edificio de Servicios Sociales del ayuntamiento, este viernes, y una charla posterior. Este miércoles se concentraban a las puertas del edificio. Los trabajadores del centro tienen cierta preocupación por la posible pérdida de puestos de trabajo.   La Ley de la Reforma de la Administración Local, que reorganiza competencias municipales, no está aprobada, pero en su anteproyecto abre algunas posibilidades que siembran la duda.   Chabier Moreno, presidente del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Huesca, cree que en ese documento queda clara la limitación de las competencias en servicios sociales cuando habla de atención a los servicios sociales esenciales. Por esta palabra, añade, sus trabajadores están preocupados. Creen que se abre la puerta a la eliminación de algunas competencias que no se consideren esenciales y la consiguiente disminución de trabajadores.   De todas formas Moreno asegura que todavía no se ha hablado en profundidad con el consistorio, y que cuando se ha hecho éste se ha limitado a esperar a unas directrices más claras de la Ley.   Este miércoles a las 12 del mediodía trabajadores y miembros de la Marea Naranja se concentraban en los Servicios Sociales Municipales. El viernes a las 17.30 horas la Marea Naranja ha convocado una nueva concentración a las puertas del centro de trabajo (Plaza San Bernardo) y tras ella una mesa redonda en la plaza de la Catedral sobre la importancia de los servicios sociales como servicio público.