La DGA toma medidas de control y seguimiento de la población humana y canina en Monzón

Representantes de las Direcciones Generales de Salud Pública y Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón se reúnen este jueves con representantes del Ayuntamiento de Monzón para tratar el caso del perro enfermo de rabia que estuvo en Monzón entre el 7 y 11 de mayo, días antes de que atacara a cuatro menores y un adulto en Toledo. La alcaldesa, Rosa Mª Lanau hacía un llamamiento a la calma.

Durante el pasado fin de semana, un equipo del sistema de alertas de Salud Pública, dependiente del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, estuvo investigando posibles contactos con el perro causante del caso de rabia y han puesto en marcha una serie de medidas para el control y seguimiento de la población humana y canina en Monzón.

Según explicaba la alcaldesa, se han vacunado dos personas que pudieron tener contacto de categoría III (lameduras en mucosas) con el perro, que son familiares de los propietarios del animal. Además, sus cuatro canes están en observación y vigilancia domiciliara. También la Policía Local ha hecho un rastreo por la zona en la que se soltó a este perro.

Del mismo modo, el pasado 7 de junio se atendió en el Centro de Salud de Monzón a un joven de 17 años con una mordedura de un perro asilvestrado, en paradero desconocido. Aunque parece ser que no tiene nada que ver con este caso, Lanau manifestaba la necesidad de tomar medidas de prevención.

Actualmente, Salud Pública junto con Alimentación y Fomento Agroalimentario, en coordinación con la Policía Municipal de Monzón, continúan investigando los posibles contactos con otros perros de la zona. Existe además una colaboración permanente a tres bandas para el control de perros vagabundos en Monzón, ante posibles infecciones y se ha alertado a los Centros de Salud más próximos.

De hecho, Salud Pública ha reforzado el sistema de notificación en las zonas de salud de Monzón (rural y urbano), Barbastro, Binéfar, Sariñena y Berbegal, así como en el Hospital de Barbastro. En este sentido, cualquier exposición de riesgo o agresión por animal, debe notificarse con carácter urgente a la Subdirección de Salud Pública de Huesca en horario laboral (telf. 974293200) o al Sistema de Atención a Alertas en Salud Publica, a través del 112 fuera de dicho horario, con el objetivo de localizar lo antes posible al animal agresor y tomar las medidas pertinentes en los expuestos.

Salud Pública del Gobierno de Aragón ya ha mantenido varias reuniones en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con responsables de las comunidades donde estuvo el perro (Castilla la Mancha y Cataluña), donde se ha establecido un protocolo de actuación común, para estipular una relación de intercambio de información constante.