El Festival de Cine de Huesca pasa su ecuador con la llegada del premio Luis Buñuel

Festival Cine Huesca

El Festival de Cine de Huesca entra en los días más intensos con propuestas muy interesantes, tanto en la sección oficial, como en las actividades paralelas. La llegada de Adolpho Arrieta, Premio Luis Buñuel, y de José Antonio Sistiaga, director de culto, que presentarán algunas de sus proyecciones, junto a la presencia a partir de este jueves de unos cuarenta directores, anima la cita oscense.

Comienza en el Olimpia con el Concurso de Corto Iberoamericano, a partir de las 11 de la mañana, y la proyección de Beige, un cortometraje que supone el debut de la española Triana Lorite, y que ya se ha hecho este año con el premio al mejor corto en el certamen de Soria y con el premio del público en la Semana Internacional de Cortometraje de San Roque. Excepto Las Tardes de Tintico, del mexicano Alejandro García Caballero, y Buenos, Bellas y Democráticos, de la venezolana Alexandra Henao, el resto de la sesión es de factura española. Cabe recomendar de entre ellos Luisa no está en casa, de Celia Rico, como ha hecho la crítica.

La segunda sesión, a la 1 de la tarde, es para el Documental y comienza con dos platos fuertes y muy consagrados en el periplo de festivales en los que han participado a lo largo del año. Se trata del cortometraje irlandés Irish Folk Forniture, de Tony Donoghue, y The Devil, del francés Jean Gabriel Périot, que ya concursó en Huesca hace algunos años. De las siete proyecciones de la sesión, destaca Proyecto Mágico, del andaluz Manuel Jiménez Núñez, galardonado en 2012 con el Premio Especial del Jurado en el Concurso Iberoamericano de Cortometraje Documental por La aldea perdida, el lado oscuro y que también recibió, entre otros, el Remi de Bronce en el WordFest de Houston (EEUU). En esta ocasión competirá con su nueva película Proyecto Mágico, un documental sobre el futbolista salvadoreño Mágico González, que ya fue seleccionada para ser la proyección inaugural de la Muestra Cinematográfica del Atlántico ALCANCES 2013, en Cádiz, donde también había obtenido el premio especial del jurado en la edición del 2012 con La aldea perdida.

La sección oficial se reanuda por la tarde con la sesión de Corto Internacional, que abre a las 17.00 horas It’s consuming me, del alemán Kai Stánicke, que ha sido una de las grandes triunfadoras en la escena cinematográfica queer –cine gay, lésbico, bisexual, transexual y transgénero- en el último año. La sesión recorre el cortometraje europeo, con trabajos llegados desde la República Checa, Francia, Noruega, Bélgica o Alemania. Destacan sobre todo Premature, el nuevo trabajo de la noruega Enger Gunhild, que ya obtuvo en 2009 el premio al mejor corto en el festival Alcine o Frank-Etienne vers la beatitude, de la francesa Constance Meyer, con la participación del consagrado Gerard Depardieu. Una sesión muy femenina que culmina con la ya famosa Baghdad Messi, del belga de origen irakí Sahim Omar Kalifa, que cuenta la historia del pequeño Hamoudi, un niño mutilado obsesionado con el fútbol y con la final que está a punto de ver cuando se estropea su televisión. Este corto ha sido aclamado allí donde se ha proyectado.

En la segunda sesión de la tarde (19.00 horas) el festival regresa al concurso Documental para proyectar varias de las cintas mejor valoradas por la crítica y la organización del festival de Huesca: Two Islands, del realizador finlandés Jan Ijäs; Buenos días resistencia, del director español Adrián Orr; y Nieve, del colombiano Juan Soto.

Premio Luis Buñuel

Dentro de la muestra cinematográfica del Premio Luis Buñuel 2013, Adolpho Arrietta, en la sesión de las 17.00 horas de la Diputación Provincial se alternarán dos propuestas de su evolución cinematográfica. En primer lugar Les intrigues de Sylvie Couski, hecha en París en 1974; y su primera película tras regresar a España: Kiki, de 1989.

Directores de culto: José Antonio Sistiaga

La novedad de la jornada del jueves es la irrupción del programa Directores de Culto, que se recupera en la 41 edición con un homenaje a la figura de José Antonio Sistiaga, director de “cine sin cámara” o “pintor de celuloide”.

El cine de José Antonio Sistiaga forma parte de la colección permanente del Centro Georges Pompidou, de la Cinemateca Francesa, del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Todos ellos adquirieron entre 2002 y 2009 buena parte de su filmografía, en la que la pintura se convierte en película.